Cómo programar una práctica de golf

Aquí os voy a detallar un buen plan para programar una práctica de golf, que será indistinto de dónde se realice, si en un driving con alfombra y distancias cortas o sobre el césped en espacios amplios. De una u otra manera, el objetivo de la sesión de práctica tendrá un único objetivo: repasar todos los golpes e incrementar los más débiles.

El primer error que cometen los aficionados es tomar 50 o 100 bolas, y con dos o tres palos comenzará a impactar la bola una tras otra sin pausa y sin objetivos preestablecidos. Si bien uno siente que practica, no logrará mayor beneficio que el de ejercitar el músculo del brazo. Lo ideal dista muy lejos de ello.

Con 100 bolas en el canasto, primero tomaremos el palo más sencillo y realizaremos unos movimientos de precalentamiento. Luego, ejecutaremos 10 golpes para entrar en calor y en confianza y, acto seguido, pues bien: a potenciar vuestro tiempo.

A modo de ejemplo, primero tomaremos el Driver y realizaremos 20 impactos, pero no uno tras otro, sino que haremos uno, swing de práctica, otro, swing de práctica y otro; así sucesivamente. Nunca ejecutaremos sin un objetivo: siempre hacia alguna bandera o punto de referencia. Haremos una pausa, y repetiremos lo mismo con la madera 3.

Luego de un breve descanso, pasaremos o tomar los hierros 5, 6, 7 y 8 bajo la misma idea. Un golpe, tiempo de reflexión, swing de práctica, identificamos el objetivo y ejecutamos. Nunca daremos golpes uno tras otro sin pensar por qué ejecutamos.

Por último, tomamos el hierro 9, el pitch y el sand y realizamos la misma actividad, adoptando distintas modalidades con el mismo palo, recordando siempre que el juego corto requiere de mucha precisión y técnica.

Diagramar una sesión de práctica será mucho más efectiva que llegar y pegar las 100 bolas en 25 minutos. El resultado será claro y directo en el score al salir al campo de golf.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...