Clonación de “Superarboles” para luchar contra el cambio climático

La clonación de Superarboles es una de las medidas que se han propuesto para luchar contra el cambio climático. Esta medida es promovida por Archivos de Arboles Antiguos Arcángel, una organización sin fines de lucro cuyos responsables son, a su vez, exploradores de bosques y científicos de laboratorio. Conozcan las ventajas de esta medida y las objeciones que ciertos grupos hacen a la misma.

Clonación de “Superarboles” para luchar contra el cambio climático

La lucha contra el cambio climático nos compete a todos, aunque los científicos e investigadores cumplen un rol más importante en tanto disponen de más medios y herramientas para analizar diversas medidas para mitigar los efectos del cambio climátio.

Una de estas medidas que se han propuesto es la de clonar los llamados Superarboles. Se trata de arboles gigantescos y ancestrales como, por ejemplo, las sequoias gigantes de la Sierra Nevada de California y las sequoias rojas (o redwoods) que crecen en las zonas costeras del este de Estados Unidos.

Esta medida de mitigación y lucha contra el problema mundial del cambio climático es promovida por Archivos de Arboles Antiguos Arcángel, una organización sin fines de lucro cuyos responsables son, a su vez, exploradores de bosques y científicos de laboratorio. Ellos ya han apuntado aproximadamente 200 especies ecológicamente indispensables, de las cuales han recogido su ADN, es decir, su material genético.

David Milarch, cofundador del proyecto, afirma que el rescate de estos árboles es sumamente necesario, dado que la contaminación y la deforestación se han apoderado de muchos ejemplares, y hoy el «95% de los últimos grandes árboles que por milenios nos han permitido mantener un equilibrio en la naturaleza han sido talados o destruidos«.

Frente a este panorama la organización pretende clonar estas especies de árboles y también recrear los bosques nativos que se han perdido. De esta forma, al existir más arboles se podrá absorber más dióxido de carbono, CO2, que es uno de los gases responsables del calentamiento global. Y según ellos, los arboles ancestrales, que son lo que están siendo clonados, son los que cumplen de mejor modo esta función de absorción de CO2.

¿Cómo hacen la clonación?

Una vez que han recogido el material genético de las especies arbóreas se encargan, en el laboratorio, de multiplicarlos con métodos de clonación como el de micropropagacion. Esto es cuando las porciones microscópicas de las plantas se alimentan con hormonas sintéticas para lograr ejemplares genéticamente idénticos.

Objeciones al proyecto

Existen personas y grupos que ven con malos ojos esta clonación. En relación a la elección de los arboles más viejos para clonar dicen que no es la mejor decisión, ya que la clonación de ellos “no tienen el mismo nivel de defensas contra las enfermedades, los insectos o las plagas que los árboles que evolucionan libremente en los bosques”.

Por otro lado, hay quienes sostienen que las especies que han desaparecido, o están en ese camino, lo hacen por una norma de la naturaleza: “Supervivencia del más apto”. A esta objeción, los científicos que proponen la clonación de los Superarboles dicen que muchas especies no habrían desaparecido si el hombre hubiese sido respetuoso con ellos. «Si no hubiera habido cambio climático y deforestación, muchas de estas plantas no hubieran desaparecido. Por eso hay que rescatarlas y, en su medida, ellas mismas pueden colaborar para revertir el daño«.

Vosotros: ¿Estáis a favor o en contra de la clonación de los árboles para luchar contra el cambio climático? ¿Dónde se plantarían estos Superarboles clonados?

Fuente: BBC Mundo
Foto: Sequoias gigantes por Willamon en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...