China entra en el Año del Dragón

Hoy es el primer día del Año del Dragón, el más esperado y respetado por los chinos, aunque también el más temido. El Año Nuevo Chino, también conocido como la Fiesta de la Primavera, se rige por un sistema lunisolar, que toma en consideración tanto la posición de la Tierra respecto al Sol, como la posición de la luna respecto a la Tierra. Así pues, esta festividad, que es la más larga y también la más importante de cuantas posee el calendario chino, puede caer entre el 21 de enero y el 21 de febrero, y en los días previos a al fecha señalada tiene lugar la mayor migración humana del planeta, ya que millones de personas se desplazan hacia todos los lugares del país para pasar estos días en familia.

En una gran cantidad de casos, sobre todo entre familias rurales con algunos de sus miembros emigrados a las ciudades, este tiempo es todo el que disponen en todo un año para estar entre los suyos. Hay muchas tradiciones y costumbres que se practican en esta época del año; entre las más comunes está la del hóng bào o sobre rojo, que consiste en meter algo de dinero en un envoltorio de estas características y entregarlo a los miembros de la familia más jóvenes que uno mismo. También es frecuente colocar peces en las casas, pues es una palabra homófona con ‘abundancia’, así como también el caracter ‘fu’, que significa felicidad. Para la cena de Nochevieja, se suele preparar un plato típico tradicional llamado jaotzi, de un aspecto parecido a los ravioli. Otros platos como el cerdo, el pato y los dulces también están muy presentes.

Este año es además un tanto especial, puesto que entramos en el Año del Dragón, un animal mitológico con gran significado en la tradición y la cultura chinas. El Dragón se considera un año idóneo para casarse y tener hijos, o para emprender nuevas actividades o cambios significativos. Se cree que el dragón trae fortuna. Así pues, según los astrólogos orientales, este nuevo año será menos conflictivo que el anterior, que fue Año del Conejo, y a la vez puede ser beneficioso para el medio ambiente, puesto que está compuesto de tierra y agua, si bien por este mismo motivo se temen grandes catástrofes naturales. De hecho, algunos de los más importantes terremotos han coincidido con años apadrinados por esta curiosa bestia legendaria.

Casualidad o no, nos conformaremos con que acierten en su pronóstico de que este sea un año más pacífico y más próspero que el anterior, que al menos a la vieja Europa buena falta le hace.

Imagen| Galio

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...