China apuesta por el impuesto ecológico

China es uno de los países con más potencial contaminante y mayor consumo energético. De ahí que , tras variios intentos fallidos, el gobierno se haya decidido a intentar reducir los niveles de emisiones mediante la imposición de un impuesto ecológico que tendrán que pagar las industrias que más gases emitan a la atmósfera.

Situémonos en China. Con más de 1.300 millones de habitantes, es uno de los países con  más potencial contaminante. Y parece que tanto el gobierno como sus ciudadanos han comenzado a darse cuenta  de que, si siguen por ese camino, habrá poco que puedan hacer en un futuro para conservar el planeta tal y como lo hemos conocido. Por ello, el gobierno chino ha anunciado lo que ya se plantea como uno de los pasos más firmes del régimen de  Ma Ying-jeou, ha dado para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero y que no es otro que el establecimiento de un “impuesto verde” que tendrán que pagar aquellas industrias que más contaminen.

Las reacciones a la medida no se han hecho esperar y, aunque por parte de los grupos ecologistas se aplaude la medida y se considera un gran avance en la lucha contra las emisiones de gases contaminantes, muchos dudan aún de la eficacia de la misma como medida disuasoria y , más aún de que el anuncio llegue a materializarse tras varios precedentes fallidos.

Sog en Shangai. Wikimedia

Sin  embargo, esta vez parece que China va en serio. Su “estrategia de limpieza” que tiene por objetivo reducir los niveles de contaminación que el gran gigante económico expulsa actualmente a la atmósfera, es una de las iniciativas más ambiciosas que se han establecido en este sentido en los últimos años por parte de un país industrializado. No es para menos. Tal y como señalaba en una conferencia sobre política e impuestos el vice primer ministro chino Li Keqiang,” el ahorro de energía siempre debe ser una prioridad”, aun país como este en el que  el 70 por ciento de las necesidades energéticas se cubren a partir de la explotación del carbón.

El impuesto ecológico,  que supone el cobro de distintas tasas de acuerdo a los niveles de emisión de contaminantes como  el dióxido de azufre, el CO2 y  la expulsa de aguas residuales, entre otros contaminantes, pretende ser un desincentivo para las industrias contaminantes, muchas de las cuales han acudido a China para aprovechar los bajos costos y regulaciones débiles en materia medioambiental y de derechos laborales.

No es la primera vez que desde el gobierno chino se intenta imponer un impuesto de este tipo (ya en 2008 se habló de establecerlo para algunos contaminantes), pero parece que esta vez la idea es apoyada por la mayor parte del gobierno, aunque aún se desconoce si se aplicará desde el principio en toda la nación o si se irá introduciendo de manera paulatina por regiones.  “ Está claro que el impuesto va a ser una realidad, es algo que está presente en el plan quinquenal que ha establecido el gobierno para el cuidado del medio ambiente en los próximos cinco años”, explicó  el Director de la  Facultad de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Universidad de Beijing.

Tampoco parece que el plan haya sido mal acogido por la ciudadanía. De hecho, la provincia de Jiangxi, una de las más afectadas por la polución, ha solicitado tomar parte en el proyecto piloto de implantación de la medida que podría materializarse, según los medios  nacionales, a principios de 2013.

Medida complementaria

El viceprimer ministro chino Ma Ying Jeou. Wikimedia

El nuevo impuesto para empresas contaminantes vendrá a complementar al paquete de medidas ya existentes en China para combatir la contaminación ambiental que, sin embargo, hasta ahora han resultado más testimoniales que efectivas. De hecho, des de Greenpeace se considera esta iniciativa como «el primer esfuerzo real de China de utilizar los mecanismos financieros para frenar la contaminación». No obstante, desde el gobierno se han apresurado a matizar que , los que se pretende con este impuesto no es ni mucho menos obtener dinero, sino concienciar a la población de la importancia de cuidar el medio ambiente.

Además de las ya mencionadas, el gobierno también ha anunciado otras medidas con el objetivo de reducir tanto las emisiones contaminantes como el elevado consumo energético del país, desalentar la especulación inmobiliaria y la explotación excesiva de energía, agua y suministro de minerales. Se espera que todas ellas se den a conocer en el plan quinquenal que el gobierno chino tiene previsto anunciar en marzo.

Otros países con este impuesto

La idea de imponer un gravamen especial a aquellas empresas que más contaminen no es nueva. Son muchos los países  que, en un intento por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero han propuesto políticas de este tipo con el objetivo de disuadir a las empresas de aumentar sus emisiones o emplear la energía de manera indiscriminada.

Una de las llamadas más directas hacia esta forma de controlar los niveles de contaminación fue defendida por Al Gore, ex vice presidente de Estados Unidos y Premio Nobel de la paz quien ha asegurado  que es tiempo de que los gobiernos tomen medidas concretas para contrarrestar la situación.“Las empresas que contaminan deben pagar impuestos, ello las motivaría a usar energías renovables. Se deben dar incentivos económicos a quienes cuidan los árboles”, dijo.

Uno de los ejemplos más claros de país comprometido con el medio ambiente es Suecia, donde desde 1991  se aplica la ecotasa, que aumenta los impuestos a aquellas empresas que más CO2 expulsan a la atmosfera. Desde su puesta en marcha, las emisiones de gases de efecto invernadero se han reducido en 16 por ciento en este país.

Canadá fue uno de los países pioneros en la creación de un impuesto de este tipo fuera de Europa . Desde 2007, el país posee un impuesto ambiental que grava el consumo de gas natural, petróleo y la electricidad generada mediante el carbón y le gasoil. Con él ha recaudado más de 131 millones de euros que han ido destinados a promover  las energías renovables y la reforestación.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...