Bildu tantea a miembros de las ilegalizadas Batasuna y ANV

Una noticia de última hora publicada en El País echa más leña al fuego a la problemática toma de poder por parte de la formación política Bildu, que según esta publicación habría iniciado una toma de contactos con algunos miembros de las ex-formaciónes ANV y Batasuna, ambas ilegalizadas. El objetivo sería que éstos formasen parte de las Juntas Generales de Gipúzcoa, lo que viene a ser el Parlamento provincial. Destacan las figuras de Marian Beitialarrangoitia, ex-alcaldesa de Hernani (Batasuna) e Iñaki Errazkin, ex-alcalde de Azpeitia (ANV), habiendo sido Ezkarrin depuesto de su cargo por no condenar el asesinato del empresario Inaxio Uria a manos de ETA.

Por el momento, fuentes de Bildu no han confirmado la presencia de la rama más dura de la izquierda abertzale, pero lo cierto es que su aplastante triunfo en Gipúzcoa les permite suficiente autonomía para ello. Recordemos que tras las elecciones del 22-M la formación se hizo con 22 representantes, ocho más que el PNV, erigiéndose como el grupo más numeroso y concentrando en Gipúzcoa su punto más ventajoso. Sin olvidar, claro está, la alcaldía de San Sebastián.

Prohibidos los escoltas

Otro de los motivos que ha puesto a la oposición a la defensiva ha sido la decisión de algunos alcaldes de Bildu de prohibir en ‘sus’ ayuntamientos la entrada de escoltas o seguridad privada de los concejales, además de otras medidas preventivas.

En la localidad de Andoain, la recién nombrada alcaldesa Ana Carrere Zabala, ha vetado la entrada a las dependencias municipales de los escoltas, a través de un rotativo de carácter oficial que algunos han preferido ignorar. Es el caso del socialista Estanis Amuchástegui, que ha hecho caso omiso a la orden entrando al edificio con sus escoltas. La prohibición de escoltas, hasta este momento y en todos los Ayuntamientos del País Vasco, se limitaba a los plenos. Tal y como se recoge en la web de RTVE, Amuchástegui ha sido durante años alcalde de Andoain, sufriendo en primera persona las amenazas de la izquierda abertzale.

Por otro lado, el alcalde de Lasarte, también de Bildu, Pablo Barrio, ha tomado la decisión de eliminar el escáner de seguridad y el arco que lo acompañaba, en la entrada del Ayuntamiento. Desde Bildu y PNV se considera lógica esta medida, pues el escáner era ya innecesario y porque, según se expresa en Diario Vasco, «supone un paso más hacia la normalización«. Tanto socialistas como populares esgrimen que, mientras siga existiendo ETA, la seguridad en los ayuntamientos es necesaria.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...