Apple quiere meterse en las aulas

El gigante tecnológico de la manzana presentó el pasado jueves una nueva aplicación con la que pretende renovar su apuesta por entrar de lleno en el mercado educativo y de paso aumentar las ventas del iPad 2, su conocida tableta. Se trata de iBooks 2, orientada fundamentalmente a la descarga y consulta de libros de texto. Con este nuevo movimiento, Apple quiere colarse en las aulas de todo el mundo y de paso pararle los pies a su competencia más directa, el Kindle de Amazon. Y es que los 40 millones de iPad que hasta el día de hoy han vendido aún están lejos de alcanzar las estratosféricas cifras del libro digital de Amazon.

Los de Cupertino están convencidos de que iBooks 2 está llamado a revolucionar la educación de millones de niños en todo el planeta. Esta nueva aplicación permite la lectura de libros de texto a la manera tradicional pero complementados con imágenes animadas o en tres dimensiones de manera similar a lo que ocurre con las revistas para tabletas, un formato que se está extendiendo a medida que crece la difusión de estos conocidos dispositivos. Junto con iBooks 2, Apple ha lanzado además iBooks Author, una aplicación casi simétrica que permite al usuario crear sus propios libros electrónicos en estas mismas condiciones.

Esta nueva inciativa ha tenido una muy buena acogida, como demuestran los más de 350.000 libros de texto descargados de la iBookstore en los primeros tres días desde su presentación. Asimismo, iBooks Autor cuenta ya c0n 90.000 descargas en el mismo período de tiempo. De implantarse con éxito este nuevo sistema supondría la reducción de hasta un 80% de los costes de edición frente a los libros en formato tradicional; toda una revolución en el sector editorial sólo comparable a la experimentada en la industria musical con el lanzamiento del iPod.

Apple siempre ha tenido un gran deseo de penetrar en el mercado educativo, y de hecho tenía ya en funcionamiento un programa de descuentos especiales tanto a estudiantes como a profesores e instituciones académicas. De hecho era uno de los grandes hitos que se marcó su fundador y gurú, el desaparecido Steve Jobs, en su obsesiva lucha por la omnipresencia de la manzanita que paradójicamente su enfermiza obsesión por la perfección y el control absoluto de la experiencia de usuario acabó por frenar.

No cabe duda de que el libro electrónico ofrece posibilidades muy valiosas que cabría explotar y que pueden contribuir a un mejor desarrollo de los escolares, pero aún así no deberíamos dejar de tener en cuenta otro de los objetivos ocultos que Apple persigue con este nuevo paso: la implantación ya desde la más tierna infancia del culto a los productos de la manzanita.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...