Aplicar Bolonia con presupuestos austeros

Todos aquellos universitarios españoles que salieron a la calle y se encerraron en facultades reivindicando poner freno al Plan Bolonia deben estar tirándose de los pelos. Si ya por aquel entonces argumentaban, entre otras cosas, la falta de recursos en nuestro país para la aplicación de un proyecto de semejante envergadura, a saber qué perspectiva tienen ahora que la crisis aprieta y que las reducciones en educación son una constante en todo el continente. Un informe del observatorio de la Asociación Europea de Universidades cifra todos estos recortes y, en consecuencia, el diario El País analiza la magnitud de la tragedia.

Una pancarta arde en una de las manifestaciones de estudiantes en Londres / Foto: Getty Images

Las reducciones en Reino Unido son del 40%, con los efectos que ya todos conocemos. En Italia, del 20%, y en Grecia, del 30%. Aunque el informe no menciona España, en el citado periódico calculan que nuestro porcentaje ronda el 10%. Los únicos estados que se salvan de la debacle son Finlandia, Noruega, Suecia o Suiza, entre otros pocos. Y con este panorama, la pregunta está servida. Si Bolonia exigía más recursos, ¿qué pasará ahora con el famoso Plan?

«Parece claro que su correcta aplicación podría frenarse en los países donde hay importantes recortes o incrementos en el número de estudiantes sin la suficiente asignación de fondos», explica el secretario general de la Asociación, Lesley Wilson. No obstante, para el experto en la materia José Joaquín Brunner los efectos serán contradictorios. «Por un lado, pueden acelerar el proceso de Bolonia, dado que obligarán en algunos casos a racionalizar el servicio docente y a modernizar su provisión. Sin embargo, en otros casos, el impacto será negativo, pues varios de los objetivos de Bolonia implican, por necesidad, aumentos de costo: la movilidad de estudiantes y profesores, la introducción de la perspectiva europea en el currículo o el aprendizaje de un segundo idioma».

El afán por competir con Estados Unidos y Asia en la salvaje jungla capitalista requiere de mejores profesionales en el conjunto de la Unión Europea, y para ello ya no hay vuelta atrás. ¿Cuáles serán los resultados? Quizás no tan malos, aunque el problema no es el sistema sino la economía de quien, a la hora de la verdad, se ve obligado a tirar de él.

Artículos relacionados: En 2011 se invertirán 1.800 millones menos en educación

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...