Año 2080: El 58% de las especies estarán amenazadas

El cambio climático es un serio problema que genera varios efectos negativos. Uno de estos efectos negativos se relaciona directamente con las especies. Las amenazas que este problema mundial produce son tales que una investigación del CSIC, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, concluye que para el año 2080 el cambio climático amenazará al 58% de los vertebrados y plantas en las áreas protegidas de Europa. Frente a este panorama, ¿Son efectivas estas medidas de conservación?

Año 2080: El 58% de las especies estarán amenazadas

El cambio climático es un serio problema que requiere de la intervención de todos para no generar más efectos negativos de los que ya genera. Uno de estos efectos negativos se relaciona directamente con las especies, dado que este problema mundial comporta serias amenazas para ellos.

Las amenazas son tales que una investigación del CSIC, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, concluye que para el año 2080 el cambio climático amenazará al 58% de los vertebrados y plantas en las áreas protegidas de Europa.

Y tengan presentes que las áreas protegidas ofrecen mayores cuidados a las especies. Y no obstante estos mayores cuidados, el cambio climático pondrá en peligro a más de la mitad de las especies que habitan en las mencionadas zonas. Esto nos lleva a preguntarnos, ¿son efectivas estas políticas de conservación?

Justamente la investigación del CSIC, la cual se publicó recientemente en Ecology Letters, se adentra en analizar la eficacia de las políticas de conservación en el 75% de los vertebrados terrestres y el 10% de las plantas del continente.

¿La conclusión? Antes de ofrecerles esto, debemos aclarar unos conceptos.

Amén de las áreas protegidas que establece cada país, la Unión Europea creó la red Natura 2000, la cual persigue preservar y asegurar la supervivencia de la biodiversidad a largo plazo. Esta zona abarca 27.661 zonas (lo que equivale a 117 millones de hectáreas que suponen el 17% de la superficie de los 27 países que integran la UE).

Teniendo en cuenta estas áreas protegidas (la de los países y de Europa), los científicos analizaron la potencial distribución de 1.883 especies (585 vertebrados terrestres y 1.289 plantas) según distintos modelos climáticos. Así confirmaron que las áreas protegidas de los países conservan mejor (son más efectivas) a las especies frente a los efectos del cambio climático, y que la red Natura 2000 es más vulnerable y allí se podrían perder a más especies.

Esto se debe a que las zonas de conservación de los países se localizan en zonas montañosas que actúan como refugios climáticos, lo cual ofrece mayor protección que la red Natura 2000, la cual recae sobre llanuras, en donde el clima se intensifica.

Sin embargo, ambas áreas están expuestas a los efectos negativos del cambio climático. Con lo cual, para que estas realmente sean efectivas a su propósito (proteger a las especies) deberían incluir medidas de mitigación y conseguir una gestión sostenible de los hábitats y ecosistemas. Además, los investigadores mencionan que sería bueno volver a clasificar las áreas de conservación ya existentes y designar otras zonas nuevas.

Fuente: CSIC

Foto: Red Natura 2000 por Frank.Vassen en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...