Alicia Giménez Barlett gana el Nadal gracias a la leyenda de La Pastora

El Premio Nadal, el galardón más antiguo de nuestro país dotado con 18.000 euros, fue concedido anoche a la escritora Alicia Giménez Barlett (Almansa, 1951). La razón es un libro titulado Donde nadie te encuentre, basado en la oscura leyenda de La Pastora, una maquis que se escondía en las montañas de Tortosa y cuyos ecos Barlett acogió desde niña, cuando empezó a apasionarse por un misterio que hoy se materializa con un éxito más que notable. La escritora presentó su novela bajo un seudónimo y consiguió imponerse frente a otros casi 300 candidatos.

Giménez Barlett estudió de niña en las inmediaciones de Vallibona (Castellón) territorio ocupado por la sombra de La Pastora, y su historia le perseguiría hasta la edad adulta. Llegado el momento, se decidiría a investigar habiendo de sortear el silencio de los vecinos, el mito construido durante años y el profundo dolor de la Guerra Civil. La novela, dedicada a la escritora y reciente Premio Cervantes Ana María Matute, cuenta la obsesión de un psiquiatra francés y un periodista catalán por Teresa Pla Messeguer, alias La Pastora, una maquis que se ocultaba en los bosques y a la que se acusaba de cometer crímenes horribles. Mezclando la ficción y la historiografía, la creadora de la saga de Petra Delicado hace uso de su probada solvencia dentro del género policíaco para hilar un texto que bascula entre el thriller histórico y el relato dramático de una España deprimida después de la guerra.

La leyenda de La Pastora es en realidad la historia de Teresot, como se la llamaba en su pueblo, un personaje poderoso, mítico y contradictorio cuyo rastro tiene mucho de leyenda negra y algo de realidad. Se la llegó a calificar como la ‘maquis transexual’ debido a la confusión que existía respecto a su género. Durante su vida fue educada como niña, pero al convertirse en maquis adoptó los ropajes masculinos y se hizo llamar Durruti. Cuando sus compañeros de resistencia huyeron hacia Francia ella, ahora convertida en Florencio, se quedó ejerciendo de pastora. La propaganda franquista le adjudicó un total de 22 asesinatos. Por ellos, Florencio pasó 17 años en prisión y, tras serle conmutada la pena de muerte, salió de prisión en 1977. El resto de su vida la ha vivido como un hombre.

Portada del libro de José Calvo Segarra

El mito de La Pastora es poco conocido, quizá por formar parte de uno de los capítulos más siniestros de la historia española. Algunos libros de escasa difusión, como el de José Calvo Segarra  La Pastora, del monte al mito; el amarillista La Pastora: el maquis hermafrodita de Manuel Villar Raso junto con el documental Siempre será la Pastora, realizado por Ismaël Cobo i Pierre Linhart, son algunos de los escasos documentos que tenemos hoy. Con todo, los vecinos de Vallibona, a través de su asociación Amics de Vallibona, siguen organizando jornadas y charlas con el fin de restablecer la memoria de un personaje demonizado por la prensa de la época pero que forma parte de la experiencia colectiva de un pueblo castigado por los estragos de la dictadura franquista.

Ahora, y con una fórmula que seguramente atraerá a miles de lectores, Alicia Giménez Barlett da una vuelta de tuerca más a la fábula viva de La Pastora.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...