Alemania vuelve a partir de cero en la crisis alimentaria

El brote de la nueva bacteria que ha alertado a toda Europa después que se produjeran 22 muertos en Alemania y uno en Suecia sigue sin esclarecerse. En el día de ayer, las autoridades sanitarias, después de los análisis y comprobaciones realizadas, parecían dirigir sus miradas con bastante certeza a una plantación agrícola en Bienenbüttel, una localidad cercana a Hamburgo en la que el cultivo de soja apuntaba como culpable.

Plantación de soja

Nada más lejos de la realidad. Los análisis de la plantación, que ya se había cerrado, han dado negativo y no han logrado detectar la nueva bacteria (EHEC) O104:H4 con la que se intenta dar hace días. Por el momento se han analizado 23 de las 40 pruebas programadas, sin ningún resultado. De esta forma, Alemania vuelve a partir de cero sin tener ninguna pista clara sobre el origen del brote, que ya ha infectado a más de 2000 personas y ha llegado a otros países europeos.

Primero fueron los pepinos españoles y después la soja de Bienenbüttel, pero ni uno ni otro son los causantes del brote con el consiguiente daño que se ha producido a los agricultores de ambos sitios. La bacteria cuenta con una afectación importante al organismo, generando un síndrome urémico hemolítico (HUS) que causa la muerte enel 5% de los casos.

La crisis está suponiendo un golpe fuerte para Alemania y para su gobierno, que no consigue atajar el tema para buscar soluciones. Ahora todo depende de los diferentes organismos e institutos científicos, cuya labor es primordial para conocer el origen del brote.

Foto: RubenM en Arteyfotografia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...