Alcalá de Henares se hace con el Gordo

El Gordo de Navidad cae en la localidad madrileña del Alcalá de Henares

Lotería

El segundo premio recayó en Burgos

Las jornadas anteriores al Gran Día, las administraciones de lotería se encontraban plagadas de ciudadanos que, con las esperanza de mejorar su vida, hacían cola para comprar un número que resultara premiado.

Con el bolsillo menos lleno que en tras ocasiones pero la desesperación por la delicada situación económica que vive el país y las trágicas historias de muchas familias gravemente azotadas por la crisis, todo aquel que contaba con un número para la Lotería de la Navidad esperaba ansioso al 22 de diciembre.

Y el día llegó, manteniendo, durante unas horas, a media España pendiente de la televisión y la radio, mirando al cielo para resultar los agraciados de un premio que les solucionaría la vidas. Pero éste fue para unos pocos, y el Gordo recayó en la localidad madrileña de Alcalá de Henarés. Más concretamente en la barriada de el Chorrillo, en donde el 26% de sus 205.000 habitantes está desempleado y cuenta con uno de los Ayuntamientos más endeudados de España.

 Así que, cuando Ismael Rastrelli y Sherley Fonseca cantaron el número 76058, en la administración que repartió los dos tercios del Gordo no cabía en sí de alegría. Su lotero, Javier Gutiérrez, anunciaba, emocionadísimo que había vendido 130 de las 180 se las series. Éste explicaba, frente a toda la prensa que se agregó para filmar las caras de felicidad de los agraciados, que 240 millones de euros habían recaído en una empresa de San Sebastián de los Reyes, mientras que otros 120 millones de euros habían ido a parar a la empresa de Alcalá de Henares Cametal, cuyos trabajadores llevan cerca de cinco meses sin cobrar sus sueldos íntegros. 

Gutiérrez, abrazado por sus vecinos y rociado con cava, explicó también que otro particular, relacionado con un equipo de fútbol de Alcalá, había ganado cerca de 20 millones de euros; y que, según sus cálculos, una pizzeria de la cercana localidad de Daganzo de Arriba se había hecho con 12 millones de euros. 

El segundo premio, el número 42260, recayó en Aranda de Duero, Burgos. Allí, la peña El Chilindrón, que consta con 160 socios, consiguió la mitad de los 225 millones de euros que dejó este premiado número. De este total, 12,5 millones de euros fueron hasta el municipio de Ayllón, en Segovia, mientras que el resto de los décimos se vendió en la administración 2 de la localidad, en loterías Mayte.

Allí, tal y como sucedió en Alcalá de Henares, la plaza principal se convirtió en una auténtica fiesta. El tesorero de la peña, José Félix Rojas, explicaba también emocionado que el número se había repartido entre algunas empresas arandinas, entre las que destacó Michelín, que ha sufrido recientemente un expediente de regulación. 

Junto a Rojas, muchos otros explicaban sus historias, y cómo gracias a este premio podrían mejorar mucho su calidad de vida. Se olvidaron de los malos momentos, el paro, la crisis, los despidos…porque para ellos el sueño de muchos se había hecho realidad. 

Foto: vcheregati

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...