Alberto Garzón se abre a una coalición con Podemos

Alberto Garzón, el único candidato a la presidencia de Izquierda Unida, ve lógica una unión entre su partido y el de Pablo Iglesias

Alberto Garzón cree que el electorado de Izquierda Unida no entendería que el partido no hiciera una coalición con Podemos. Las palabras de Garzón son una voz autorizada ya que es el único diputado que ha presentado su candidatura para las elecciones primarias de la formación política. Todos los caminos apuntan que el joven político será el relevo de Cayo Lara al frente de Izquierda Unida.

Garzón no esconde que se siente abrumado por el increíble auge de Podemos y lo califica como un «tsunami electoral». No obstante no piensa que sea un momento para replegarse y refugiarse, si sale elegido como líder de IU propondrá una estrategia de fuerza. «La oportunidad es salir a la ofensiva y solo así es cómo nos vamos a recuperar» explica el joven político.

«Ahora es el momento de reubicarse identitariamente», argumenta Garzón. La crisis económica ha llevado con sigo una crisis de la democracia y ha cambiado la mentalidad de la sociedad española acostumbrada a votar a solo dos partidos, según su análisis del panorama político. Ante el bipartidismo se muestra firme y cree que en las próximas elecciones generales se romperá por primera vez en nuestro país.

El más que posible candidato de Izquierda Unida a las elecciones generales confía en que su partido consiga unos buenos resultados en las elecciones que tendrán lugar en escasos meses. Garzón apuntilla: «Un buen resultado en las autonómicas nos servirá para coger confianza y ir con fuerza a las elecciones generales».

Una de las principales críticas que recibe Podemos es que solo trasmiten ideas y no tienen planes concretos para llevarlas a cabo, para que Izquierda Unida no caiga en estas críticas establece los tres ejes que seguirá su partido. Para solucionar el trauma del paro, propone: «Con el 0,92% del PIB, que son 9.200 millones de euros, se puede sacar del paro a un millón de personas en un año no es una propuesta utópica, se ha llevado a cabo en otros lugares». Para luchar contra la pobreza que se está instalando en España: «Las empresas energéticas deben ser nacionalizadas para impedir que ningún español pase hambre o miseria, como no poder calentar su casa» y sentencia que las empresas claves de un país tienen que ser del pueblo. El tercer eje que completa el plan de IU es prohibir por ley que las empresas imputadas y sentenciadas por casos de corrupción no puedan presentarse a los concursos públicos de concesiones.

Vía: El País

Imagen: Prensa Izquierda Unida Federal

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...