Aires acondicionados portátiles y almohadillas de cuello con hielo para sobrevivir al verano

En Japón se utilizan todo tipo de dispositivos e invenciones que ayudan a que el efecto del calor sea menos dramático.

Se podría decir que está siendo uno de los peores veranos, posiblemente el peor, en la mayor parte del mundo. Las excesivas altas temperaturas registradas en España también se reflejan en otros lugares del planeta. En Japón, por ejemplo, luchan contra un termómetro que no alcanza los grados de España, pero cuyo calor sofocante, áspero y pegajoso, provoca la desesperación en cualquier persona. En un país donde se acostumbra a usar sombrilla en días de sol, tanto hombres como mujeres, un aumento de la temperatura como el que se está provocando deriva en la máxima desesperación para los ciudadanos.

Por ello, los fabricantes de tecnología y de herramientas para el día a día, han dado paso a la comercialización de una serie de gadgets que están dirigidos a ayudar a que el calor no sea tan terrible. La selección de gadgets incluye varias opciones para que cada persona pueda elegir aquello que encaje mejor con lo que le resulta cómodo o que le interesa a la hora de complementar su aspecto.

Principalmente, en estas últimas semanas, nos hemos encontrado con aires acondicionados portátiles y almohadillas de gel que permiten estar frescos en cualquier momento. Más allá de aparentar simpleza, lo cierto es que ambos productos están ayudando a superar el calor con nota muy alta.

Aire acondicionado portátil Reon Pocket

El aire acondicionado portátil más avanzado recibe el nombre de Reon Pocket. Se trata de un dispositivo que comenzó su trayectoria en Kickstarter, pero que, poco a poco, ha ido avanzando y llegando a las tiendas nada más y nada menos que de la mano de Sony. No obstante, la empresa japonesa mantiene el dispositivo en perfil bajo sin hacer publicidad y limitándose la presencia del mismo en redes sociales a unos pocos vídeos grabados por influencers.

El motivo de ello es que Sony todavía no ha perfeccionado la tecnología a su nivel máximo, por lo que prefieren que el terminal no se ponga en primer plano del mercado. Por ahora van en la tercera generación del dispositivo y esta última versión ha mejorado de manera sensible, sobre todo por la incorporación de varias características que se inspiran en los smartphones. Por ejemplo, dispone de un sensor de movimiento que detecta la forma en la que se mueve el usuario para que el dispositivo sepa en qué dirección tiene que enviar el aire para siempre estar impactando de una manera satisfactoria en el cuerpo del usuario.

Actuando en su temperatura más reducida, la batería del Reon Pocket dura 8 horas, lo que implica que tienes una ventilación en tu cuello manteniéndote siempre fresco. Si no presionas mucho la temperatura, la batería, que se carga en menos de 2 horas, puede durarte hasta 61 horas. Además, no solo se puede usar como aire acondicionado para combatir el calor, sino que también sirve en invierno con un sistema que calienta en vez de enfriar.

Lo mejor es que este dispositivo tiene un precio muy razonable: solo 14850 yens, que vienen a ser algo más de 100 euros al cambio. Como complemento, se están comercializando algunos accesorios, como camisas de oficina que tienen un bolsillo en el que se puede colocar el Reon Pocket para llevarlo siempre cómodamente en la zona trasera del cuello. Sony no tiene prisa, es consciente de que, con el tiempo, y cuando se fabrique en masa, este se podría convertir en uno de sus productos más de moda.

Almohadillas de gel

Otro producto que se está vendiendo muy bien y que, en pocas semanas, ha aparecido en la mayoría de comercios japoneses. En este caso, es un tipo de artículo más sencillo que no tiene mucho misterio. Se trata de un tubo de gel que se puede meter en el congelador o ponerlo bajo agua fría para que se quede fresco y te proporcione calor mientras lo lleves puesto. Está pensado, sobre todo, para distancias y viajes cortos, dado que el efecto frío no tiene tanta durabilidad como el aire acondicionado del que hemos hablado en el punto anterior.

Lo bueno es que se vuelve a enfriar con rapidez. Solo hay que meterlo 20 minutos en un congelador o ponerlo bajo el agua fría durante 10 minutos. Eso hará que vuelva a estar frío. No es tan conveniente como otras de las soluciones, pero al menos funciona bien durante ese periodo en el que el gel todavía se encuentra frío.

Otra buena opción

Como extra, también mencionamos otro tipo de producto que se está vendiendo cada vez más. Son ventiladores de cuello que disponen de dos cabezales para que el aire llegue desde ambos lados. Eso hace que el efecto que se proporciona sea agradable. Hay que pensar que, en Japón, una gran cantidad de personas caminan por la calle con ventiladores de pequeño tamaño en las manos. Al diseñar un ventilador de cuello con doble cabezal, se ofrece una alta comodidad y se soluciona el problema de tener que llevar la herramienta en la mano.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 1
Loading ... Loading ...