260 sindicalistas tiene procesos abiertos

Los sindicatos denuncian que hay 260 sindicalistas con procesos abiertos por ejercer su derecho a huelga o a manifestarse, que acumulan la petición de 125 años de cárcel.

Según la ITUC (la Confederaicón Internacional de Sindicatos), España forma parte del grupo de países en los que se producen de forma repetida violaciones de los derechos laborales. Quizá a muchos les sorprenda que España esté al mismo nivel que países como el Senegal, Moldavia o Rusia (y como Japón, la República Checa o Nueva Zelanda), pero la realidad nos dice que hay 260 sindicalistas con procesos abiertos en los tribunales, y en total se piden unas condenas que suman 125 años de cárcel.

Así lo han denunciado los líderes de los dos principales sindicatos del país, Ignacio Fernández Toxo (CCOO) y Cándido Méndez (UGT) en una concentración de delegados sindicales en la Plaza de Callao de Madrid en contra de lo que las centrales definen como una ofensiva judicial contra los trabajadores. Hay 81 expedientes abiertos en 13 comunidades autónomas, algo que según Méndez los sindicatos «no van a consentir», y utilizarán todas las vías legales para evitar que los sindicalistas vayan a la cárcel.

La mayoría de procesos abiertos son por incidentes relacionados con el derecho a huelga, lo que lleva a Méndez a preguntarse «si vivimos en el siglo XXI o en el XIX» ya que sin ese derecho «no se entiende la libertad sindical». El líder de UGT critica que empresarios y Gobierno «no tienen claro» el reconocimiento constitucional del derecho a la huelga, ya que a su juicio ponen el Código Penal por delante del derecho a huelga.

Desde Comisiones Obreras, Fernández Toxo también ha insistido en que ser huelguista no es ningún delito, y asegura que recurrirán ante la justicia europea y la Organización Internacional del Trabajo todas las vulneraciones de los derechos de los trabajadores. Lo primero que harán los sindicatos será reunirse con el ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón para solicitarle que el Gobierno conceda el indulto a los sindicalistas con sentencias de prisión firmes.

Cándido Méndez también cargó contra la estrategia de señalar a los sindicalistas, lo que a su juicio se traduce en una carga contra la clase trabajadora. El líder de la UGT denuncia que detrás de los procesos abiertos contra los 260 sindicalistas hay una estrategia «de acoso, de intimidación y de miedo» para que los trabajadores cedan ante los deseos de los empresarios. Para Méndez, se trata de un comportamiento infame con una amenaza de prisión, como los 125 años que piden los fiscales y los 12 años que suman las sentencias en firme.

Vía: RTVE

Foto: Marta Trejo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...