¿Diálogo social o diálogo de besugos?

Las múltiples reuniones que mantienen e Gobierno, la CEOE y los agentes sociales (a la sazíón, sindicatos), lo único que demuestran que no hay voluntad de ningún tipo para sentarse y llegar aun acuerdo. Lo único que interesa es vender a cada unao su postura a la opinón pública como muestra de su esfuerzo y del porque se ganan el sueldo

Dialogo social

El dialogo social entre Gobierno, agentes sociales y CEOE es sencillamente una tomadura de pelo

El Gobierno ha propuesto una rebaja permanente de medio punto en las cotizaciones sociales que pagan los empresarios, acompañada de un recorte de un punto adicional durante 2010.

Realmente uno ya se siente cansado cuando ve en cualquier televisión, oye en cualquier programa de radio o lee en cualquier medio de prensa escrita que tanto el Gobierno, como los agentes sociales como la CEOE se sientan a discutir sobre el diálogo social como si de verdad viésemos que quieren hacer algo util tanto or los trabajadores como por los que por desgracia están desempleados. 

Ser sinceros. Si de verdad intentasen buscar una solución a esto y tuvieran una procupación real sobre solucionar el asunto, ¿no se encerrarrían cualquier día y no saldrían hasta que se alcanzase un acuerdo? Eso en realidad era lo que haría cualquiere grupo de personas con postura contrapuestas para alcanzar una posible solución.


Pero este no es el caso.

Esto se trata de una partida de ajedrez en la que ya se sabe de antemano quien es el perdedor: el ciudadano (ya esté trabajando como desempleado).

Cada uno de los que forma parte de la mal llamada «mesa por el diálogo social» tienen de antemano fijadas sus posturas y sus pretensiones, lo que ocurre es que tienen que vender sus posturas como logros obtenidos tras árduas negociaciones y múltiples reuniones. Todo de cara a la galería. Es el famoso argumento del «poli bueno y del poli malo»: «Yo consigo lo que quieres y tu también pero no puede parecer que la cosa es sencilla, primero porque la gente pensará que lo rápido, mal resultado será y segundo porque tenemos que vender a la opinión pública unos esfuerzos que demuestren que nos estamos ganando el sueldo de verdad».

Cuanta verdad encierra el refranero español: «reunión de pastores,…, oveja muerta». Esto es ni más ni menos lo que nos espera.

Se sienta, se levantan; se reunen y se vuelven a reunir; se paralizan las negociaciones y se reanudan;… , pero ¿se puede saber a que «narices» están jugando?

Uno llega a pensar que para lo único que se reúnen es para pegarse la «vida padre» entre desayunos, comidas y cenas, que por otro lado nos están sacando del sudor día a día. Un día se aproximan posturas para al siguiente ser irreconciliables. De cada reunión salta un rumos, que lo único que busca es sondear en la ciudadaná las posibles reacciones. Cuando ésta esté cansada , aprobarán lo que ya desde un inicio tenían planteado, no antes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...