¿Al final del tunel?

Existen señales en la marcha de la economia mundial que nos llenan de optimismo y nos hacen pensar que el final de la crisis esta más cerca de lo que parece.

digomoraes900688116sizesm1

Luz al final del tunel

En medio de la vorágine de la crisis podemos como siempre oir algunas buenas noticias, hemos visto que algunas empresas han aprovechado estupendamente la crisis para ampliar sus mercados a través de la innovación en sus ofertas, pero lo mejor es que se empiezan a ver las primeras señales del final de la crisis.

En primer lugar hay que definir claramente que no se trata de algún suceso espectacular como en esas películas hollywodenses en donde en el segundo cincuenta y nueve de la hora undécima, podemos ver como los pérfidos extraterrestres de pronto son victimas de algún virus mortal que detiene su hasta entonces inevitable avance.

Por el contrario, son señales, indicios que nos dicen apenas que la crisis esta menos mala de lo que pudiéramos pensar.

Por ejemplo el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, empieza a decir que la crisis en Norteamérica podría dar señales de retracción a fines del ultimo trimestre, por su lado el presidente Obama, habla de señales de esperanza. No olvidemos en cuanto a esto que nos hallamos en lo esencial a una crisis norteamericana, causada por la incapacidad de sus entes reguladores y el espejismo que representa su aparato económico para el resto del mundo, de ahí que si en los EE.UU. empiezan a prestar atención a señales de recuperación como la reducción de las solicitudes de subsidio de desempleo, es una buena señal para el mundo.

Otro caso alentador es la economía China y es que de pronto nos hemos dado cuenta que a diferencia de la gran depresión del siglo pasado cuando por cierto no hubo ningún tipo de acuerdo de los gobiernos del mundo para incrementar su gasto público, en esta ocasión la economía mundial cuenta con dos motores y cuanto a eso la economía China está respondiendo medianamente bien. Si en un primer momento se creyó que sería inmune a la crisis no lo fue. Sin embargo se ha mantenido estable y se prevé de acuerdo a cifras gubernamentales una tasa de crecimiento del 8% durante el 2009, aunque Nouriel Roubini por su lado estima una tasa de entre el 5 y 6%.

Si contamos el estimulo de US$ 600,000 millones realizado por el gobierno central chino y una suma cercana al doble inyectada por los gobiernos locales, podremos comprender el enorme potencial de la economía de China para afrontar la crisis. Para entender esto bástanos un dato, las importaciones del sector siderúrgicas en China se incrementaron en un 18% durante el mes de marzo en relación con el año anterior. Se calcula que la industria china demandara el 56% de la producción mundial de hierro durante este año.

Al final

Al final

Desde luego no en todas las economías se sienten igualmente las señales de recuperación y ello en mucho depende de las elecciones realizadas por los operadores de las distintas economías durante los periodos anteriores al estallido de la crisis. Un claro ejemplo es España que a pesar de la solidez de un sistema financiero, ya empieza a ver la necesidad de un paquete de estimulo 2010. Lo esperanzador en todos los casos estriba en que la reactivación de las economías más grandes arrastre consigo los indicadores de la demanda en el conjunto de la economía mundial en el menor tiempo posible. Esperemos entonces con el mayor de los optimismos posibles que la luz se haga.

Imágenes: angelrravelor, digomoraes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...