Rajoy y Draghi entierran prematuramente la austeridad tras las elecciones europeas

El BCE inyectará liquidez en el sistema financiero de la eurozona por valor de 400.000 millones de euros. El Gobierno español dispondrá 11.000 millones adicionales.

Congreso europeo

Los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo han tenido consecuencias en cierta medida esperadas según los anuncios de las autoridades europeas antes incluso de iniciarse el recuento de votos. El Partido Popular Europeo y el Grupo de los Socialistas y Demócratas de Europa fueron primera y segunda fuerza respectivamente, pero la suma de ambos partidos apenas superó el 50% de los votos emitidos. Un serio toque de atención para las instituciones europeas que no ha tardado en obtener respuesta por parte del BCE.

En el marco de la comparecencia en la cual se comunicó la rebaja de los tipos de interés hasta el mínimo histórico del 0,15%, Mario Draghi anunció también la puesta en marcha de un ambicioso programa con el que se espera inundar de liquidez a los bancos de la zona euro para que estos aumenten a su vez los créditos a empresas y particulares. Por lo que respecta a España, se espera que dicho plan tenga un impacto de 62.000 millones de euros en función del peso de España en el PIB comunitario.

Semejante ayuda, ya de por sí considerable, se verá incrementada por las propias aportaciones del Estado español. No en vano, el Partido Popular también ha sufrido un severo correctivo en las urnas a pesar de ser la formación más votada. Convencido de que los tibios recortes de la Administración y las notables subidas fiscales están detrás de este resultado, el Gobierno de Rajoy ha dado carpetazo a la austeridad y lanza un plan de inversiones públicas (y privadas inducidas) por valor de 11.000 millones de euros.

Según se ha podido saber en las últimas horas, el calendario de aplicación de ambos programas es prácticamente idéntico y se estima que ocupará toda la segunda mitad del presente año para ofrecer los primeros resultados a comienzos de 2015. La finalidad de este paquete de medidas está clara, pues desprende un tufo electoralista con vista a los comicios municipales y autonómicos de mayo del próximo año. Solo el tiempo permitirá dilucidar si esta alegría presupuestaria resultó conveniente.

Vía: elEconomista.

Foto / European People’s Party – EPP

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...