La Comisión Europea propuso medidas de control

Para evitar que una quiebra desestabilice el sistema financiero, la Comisión Europea propuso medidas de control para el sector de productos financieros derivados. Este tipo de negociaciones se realiza en un 90% de los casos sin control de las autoridades.

La Comisión Europea ha propuesto un paquete de medidas para frenar la especulación con productos financieros derivados. El objetivo de estas medidas es regular el sector y evitar que pueda producir nuevas crisis financieras, como ocurrió hace dos años en Estados Unidos con el caso de Lehman Brothers.

comision_europea

Las propuestas de la Comisión deben ser respaldadas por el Consejo Europeo y la Eurocámara.

Según el comisario de Mercado Interior y Servicios, Michel Barnier, estas propuestas “introducirán transparencia” para saber «quién está haciendo qué y quién posee qué», y evitar que «una sola quiebra desestabilice todo el sistema financiero”.

Un derivado es un producto financiero, en base a un contrato entre dos partes, que se negocia en un 90% de las veces fuera de los mercados habituales y está asociado al valor futuro de otro activo como tipos de interés o acciones.

Actualmente estos derivados alcanzan volúmenes enormes y por ser operaciones realizadas fuera de los mercados acostumbrados se llevan a cabo sin la supervisión de las autoridades.

Entre lo propuesto por la Comisión se establece la obligación de registrar las operaciones con derivados de modo que puedan ser supervisadas por la futura autoridad europea de supervisión de mercados (ESMA).

Una vez que se hayan aprobado estas propuestas, entrarían en vigencia hacia finales de 2012. Este plazo en comparación a las políticas similares que se aplicaron en Estados Unidos es considerablemente largo.

Fuente: ABC
Foto: Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...