Vientres de alquiler, un conflicto entre legalidad y esperanza

El alquiler de un vientre para gestar un bebé es una opción que cada vez se plantean más parejas que no pueden concebir por medios naturales y que se encuentran desanimadas por lo largo y costoso de los procesos de adopción. Aunque la práctica no es legal en nuestro país, varias webs se ofrecen a ayudarnos si queremos emprender este proceso en Estados Unidos, donde esta opción está ampliamente legislada.

Querer tener un hijo y no conseguirlo es una de las situaciones más duras a las que puede tener que enfrentarse una pareja. Los tratamientos de reproducción asistida, aparte de caros, en muchas ocasiones no son una solución para aquellas mujeres que no pueden concebir de manera natural porque su cuerpo no admite una gestación.

En esos casos, la adopción se plantea en nuestro país como la única solución legal. Sin embargo, lo costoso del proceso y las dificultades burocráticas hacen que cada vez más, las parejas que se encuentra en esta situación opten por arriesgarse y buscar su anhelado hijo por medio de un ‘vientre de alquiler’.

El vientre de alquiler no es legal en nuestro país. Imagen: Ken Hammon para Wikimedia Commons

Al margen de las consecuencias legales que puede tener esta manera de actuar, no contemplada en la legislación española, son muchas las dudas que se plantean a esta opción desde un punto de vista ético. ¿Hasta qué punto es lícito que una persona ofrezca su vientre para gestar un bebé que, al final, va a quedarse con otra familia? ¿No es similar a un tráfico de bebés? ¿Y si al final del proceso la madre biológica del niño, la que lo ha gestado, decide echarse atrás? ¿Estaría en su derecho?

A día de hoy, el alquiler de un vientre que geste un bebé no es legal en ningún país de habla hispana (a excepción de México), independientemente de que haya un precio de por medio o la opción se plantee como un gesto altruista por parte de la madre de alquiler. Sin embargo, no es así en  la India donde esta opción es una de las más escogidas por los bajos precios que se han establecido en el ‘mercado’. O en Ucrania y Bélgica, donde se permite esta forma de maternidad tanto si hay dinero de por medio como si no. También en Canadá, aunque en este caso el gesto no debe ser altruista, o en Estados Unidos, donde la extensa legislación al respecto ha hecho que se convierta en el país al que más parejas acuden para tener un bebé por medio de esta práctica.

¿Y aquí? Actualmente son muchas las webs creadas por padres que en su día recurrieron a esta opción y que ahora han decidido ayudar a otras familias a conseguir su sueño a través de un vientre de alquiler estadounidense, con la garantía que ofrece que, desde que se legalizase esta práctica hace ya 15 años, se hayan cerrado más de 25.000 partos de este tipo sin que haya existido conflicto alguno entre las partes. Y es que, mientras en España se intenta evitar por todos los medios este debate, cada vez son más las parejas que acuden a  esta vía para hacer realidad su sueño. Mientras los colectivos implicados lanzan un mensaje al gobierno: legislar es la mejor manera de evitar que se establezca un comercio en torno a esta práctica y garantizar así los derechos de todas las partes implicadas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...