Una nueva oportunidad para los presos

Uno de los principales obstáculos para la reinserción social cuando un preso sale de la cárcel es el tema del trabajo. Sin ocupación es muy posible que el ex presidiario vuelva a recaer en sus delitos. Por eso es fundamental que las personas internas en centros penitenciarios salgan de la cárcel con unas expectativas de futuro. El Centro de Iniciativas para la Reinserción (CIRE) promueve en Cataluña una serie de actividades para ayudar a los presos en su integración social.

¿Y después de la cárcel, qué?

El Centro de Iniciativas para la Reinserción (CIRE) es una empresa pública, que depende del Departamento de Justicia de la Generalitat de Cataluña y cuyo objetivo principal es la reinserción sociolaboral de las personas que se encuentran en prisión mediante la formación profesional y el trabajo productivo. En el CIRE las empresas privadas pueden encomendar la producción de bienes y servicios por encargo. Es una buena manera de colaborar con la sociedad y darle una oportunidad a aquellas personas que, por motivos que no vienen al caso, han cometido un error. De esta manera, el gobierno de Cataluña fomenta una política penitenciaria basada en la rehabilitación y la reinserción de las personas con condenas. Y es que parece evidente que la reinserción social de los ex presidiarios no es factible sin una plena integración en el mundo laboral.

A través del CIRE, el Departamento de Justicia trabaja para ofrecer formación ocupacional y oportunidades laborales a los internos de los centros penitenciarios. Y es que si la reinserción social tiene que pasar por una integración laboral, ésta no puede realizarse de cualquier manera y ha de contar con una formación previa, que en el CIRE se imparte. De esta manera, también se estará orientando a los presos hacia un determinado sector productivo. Pero no sólo se estará mirando por su capacidad trabajadora, sino también por su actitud personal. Está claro que por muy profesional que se sea, si uno no tiene un carácter adecuado para cumplir con ciertas obligaciones o para tratar a ciertas personas, es que todavía no está preparado para la reinserción social. De esta manera, el Departamento de Justicia, a través del CIRE pretende fomentar la mejora de la convivencia social y de la seguridad de todos ciudadanos.


A través de un Consejo Asesor, integrado por representantes de empresas públicas y privadas, el CIRE pretende conceder a los presos oportunidades de ocupación tras la salida de la cárcel. Sin embargo, a mí me queda la duda de si estas oportunidades laborales estarán debidamente remuneradas o si las empresas que colaboran con el Departamento de Justicia se intentan aprovechar de este bien social para sacar tajada y explotar a los trabajadores. La verdad es que en el mundo en que vivimos, casi todas las personas son esclavos de sus trabajos. Al menos a los presos se les dará una oportunidad para reingresar en este mundo asfixiante, en el que se cobra poco y se paga mucho. Esto, en tiempos de crisis, no es poco.

Foto: curly_exp( l)osure en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...