Uber cancela las pruebas de sus coches autónomos en Arizona

Uber ha tomado la decisión de retirarse de Arizona en cuanto al proceso de prueba que realiza de sus coches autónomos.

Uber Advanced Technologies

Meses atrás Uber se encontró ante una de las situaciones más complejas que ha vivido en su historia: el atropello de un peatón por parte de uno de sus coches autónomos. Lo ocurrido dio la vuelta al mundo, avivó la fuerza de quienes atacan este tipo de tecnología e hizo que la compañía tuviera que plantearse mucho el seguir con las pruebas que se están realizando de estos vehículos. Ahora Uber anuncia la decisión y opta por dejar de hacer pruebas en Arizona, el lugar donde ocurrió el accidente. En su lugar se volcarán en las pruebas en Pensilvania.

Lo ocurrido en el accidente del coche autónomo ya ha quedado totalmente esclarecido e incluso el vídeo de la fatalidad se puede ver en Twitter a través de la cuenta de la policía de Tempe, que es donde ocurrió la tragedia. En la grabación se ven los dos puntos de vista de lo ocurrido, tanto el enfoque hacia la carretera como el enfoque hacia el interior del coche.

En la carretera vemos cómo una mujer cruza una zona oscura de noche con su bicicleta, llevándose un fuerte golpe del vehículo que acabó con su vida. En el interior podemos comprobar que la supervisora del coche autónomo, una persona que debe estar por si ocurre algún incidente o si hay riesgo de uno, está mirando hacia su rodilla en todo momento, posiblemente porque tenga ahí el móvil.

La supervisora del coche solo levanta la vista de vez en cuando y justo del golpe lo hace para mostrarse aterrada por lo que está a punto de suceder. Tal y como podéis imaginar, el vistazo a la carretera llega tarde y el golpe se produce de manera inevitable. Las dudas que ha planteado el gobierno y las autoridades son claras: hay responsabilidad tanto por parte de Uber por no haber perfeccionado el coche en cuestión como por parte de la supervisora del vehículo.

Los coches autónomos todavía están en periodo de pruebas y hay ocasiones en las que podemos ver que no detectan de forma eficiente si se va a producir una colisión o si hay una persona delante. El coche tendría que haber aminorado la velocidad, dado algún tipo de señal en el interior o incluso haberse parado si hubiera sido posible. Al mismo tiempo, la supervisora del vehículo está dentro para hacer un trabajo de control y por supuesto no puede quitar la mirada de la carretera. Ahora Uber prescindirá de sus pruebas en Arizona, pero seguirá haciéndolas en otras partes del país.

Vía: Twitter

Foto:

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...