X

Samsung lanza un móvil de casi 2000 euros y desestabiliza el mercado

El mercado tecnológico avanza a pasos agigantados y cada día nos encontramos con novedades que intentan hacer nuestra vida más sencilla. Pero a medida que pasan los años podemos ver claramente cómo algunos de estos dispositivos pasan de ser imprescindibles a ser simplemente cotidianos. Ya no parecen aportarnos tanto como en el pasado y sobre todo lo que apreciamos es que estos dispositivos no marcan la diferencia. Desde hace tiempo hemos ido viendo cómo cada vez dependíamos menos del smartphone y cómo en nuestro día a día corporativo buscábamos nuevas herramientas que signifiquen de forma definitiva un cambio de tendencias.

');

Pero ese tipo de nueva tecnología que lo cambie todo no termina de llegar. Y ahora que Samsung ha presentado su nuevo móvil nos quedamos totalmente decepcionados por dos motivos. El primero de ellos es que no podemos confiar en este dispositivo para que vuelva a cambiar la forma en la que los profesionales trabajamos. Aporta importantes beneficios, pero no es algo revolucionario. El segundo es que ha provocado que el mercado se desestabilice, provocando que las otras marcas ya estén tomando malas decisiones solo por la presión que sienten detrás de su cabeza.

El móvil en cuestión recibe el nombre de Samsung Galaxy Fold y es un dispositivo que tiene la capacidad para plegarse, pasando de smartphone a tablet de forma mágica.

Es lo que se queda a medio camino entre la ciencia ficción de esos móviles plegables en los que todos pensábamos cuando Samsung hablaba de ello hace unos años y lo que al final se ha creado. El móvil plegable no lo podemos doblar y meterlo dentro del bolsillo mágicamente. No lo podemos expandir y jugar con él como si fuera el gran invento tecnológico venido de otra era. Lo que nos proporciona el móvil plegable es la oportunidad de convertirlo en un tablet o en un smartphone dependiendo del momento. Es útil y práctico, pero no nos emocionemos sobremanera, dado que tampoco vamos a tener tantas opciones como nos gustaría gracias a su tecnología.

Muchas aplicaciones están adaptadas y optimizan su uso dependiendo del modo en el que tengamos abierto el dispositivo. Modificar el formato significa que tendremos más o menos pantalla a nuestra disposición, lo que en algunos casos será fundamental para hacer uso de ciertas herramientas. El problema es que esto tiene un coste de casi 2000 euros, un precio que nos parece excesivo si existe intención de que este terminal se convierta en el que se instaure como nueva tónica del mercado. Los usuarios no se han vuelto locos con el móvil porque tampoco hay tanto por lo cual emocionarse. Es un buen aporte y tiene muchas características interesantes, así como un diseño muy avanzado, pero de momento no parece que esté a la altura de lo que se le podría pedir.

A partir de este punto lo que se plantea el sector tecnológico en general es si la idea de Samsung es merecedora de ser seguida o si habría que dejar a la empresa coreana probar suerte con este producto que bien podría ser una de las grandes curiosidades del mercado. Aunque en los últimos años ya se ha producido un aumento progresivo de los precios de los móviles, resulta un poco excesivo que nos pongamos ante una factura de casi 2000 euros. No suena muy convincente en cuanto a la idea de que nos compremos el dispositivo por capricho, por gusto o sin saber exactamente si vamos a poder exprimirlo en nuestro día a día laboral.

Hay expertos que auguran un buen futuro para el smartphone plegable y que creen que habrá otras compañías que lanzarán dispositivos similares, pero un poco más económicos. Nosotros seguimos pensando en que este tipo de tecnología no es la que va a cambiar el día a día profesional. Como profesionales que siempre buscamos herramientas que puedan facilitar nuestro trabajo estamos siempre tras la búsqueda de productos que sean dinámicos y puedan resultar muy eficientes. El Galaxy Fold tiene ventajas y algunos rasgos que le aportan mucho interés, pero hoy por hoy, y dejamos una ventana abierta a que nos equivoquemos, no parece que esté destinado a cambiar nuestra vida. Por eso si alguien nos preguntara qué móvil le recomendaríamos para su día a día en el trabajo o a la hora de apoyarse tecnológicamente para poder llevar a cabo su negocio como emprendedor, le recomendaríamos un terminal mucho más simplificado dentro de la lógica del mercado.

Y más allá del móvil plegable lo que esperamos es que en los próximos años finalmente se produzca un giro radical en cuanto a tecnología móvil que nos permita hacer uso de nuevas funciones. Eso es lo que esperemos que termine ocurriendo y lo que debería ocurrir si nos fijamos en otros momentos en los que se ha producido un cambio generacional en términos tecnológicos.