Reciclaje contra el consumo

En tiempo de crisis apelar al consumismo parece una práctica poco ética. Sin embargo, no todo es tan simple. El consumo, sobre el cual está basado el sistema capitalista que actualmente controla nuestras vidas, puede ayudar a fomentar la actividad económica. Pero, ¿todo en esta vida es la economía? Deberíamos ser más responsables a la hora de afrontar las Navidades. El reciclaje puede ser la solución.

Las principales calles de las ciudades se llenan de gente comprando

Llega la Navidad y el consumo vuelve a aflorar. Sin duda, son buenas noticias para los pequeños y medianos empresarios, que ven cómo en estas fechas la crisis económica se diluye entre el ambiente invernal. La gente sigue comprando y buena muestra de ello es que la Lotería Nacional, aquella que (casi) nunca toca, no ha notado apenas que vivimos un mal momento económico. Las calles de las principales ciudades de España siguen abarrotadas de gente en busca de un regalo. Pero, ¿es ético este derroche en los tiempos en que vivimos?

Para empezar, habría que desplazarse hacia los principales ayuntamientos para ver cómo han respondido ante la crisis. Si paseamos por las céntricas calles de Madrid, Barcelona o Sevilla observaremos que el tendido eléctrico que se coloca para recibir tan señaladas fechas no es muy diferente que el de otros años. ¿No se ha notado, pues, la crisis en las instituciones públicas? Pues claro que sí, pero el sistema capitalista se fundamenta en el consumo. Así que la mejor forma de salir de la precaria situación económica en la que nos encontramos es a través del consumo. De ahí, que las luces navideñas hayan sido las menos perjudicadas en la reducción de costes públicos.

A pesar de que éste sea el mecanismo institucional para promover la recuperación económica, las familias no opinan lo mismo. Bien es cierto que las luces navideñas no se pueden esquivar y que las tiendas de los comercios son más llamativas que nunca, sin embargo, la mayoría de la población ya no se puede permitir los gastos de antaño. Vale, todo el mundo juega a la Lotería, pero es que la ilusión es muy difícil de suprimir, y más en tiempos de penurias como los que vivimos en hoy en día.


No son pocas las asociaciones y grupos vecinales que están considerando el reciclaje como una opción muy válida para sustituir el desenfrenado consumo que nos proponen las instituciones. De esta manera, en tiempos de crisis, también crecen las soluciones alternativas, más respetuosas con el medio ambiente. Sin duda, puede que no incentiven el consumo y que no ayuden a salir de la crisis, pero las medidas de reciclaje sí que son una solución ética a la crisis económica. El consumo ha sido criticado desde muchos rincones de la sociedad occidental. Ahora que ha sido dañado, es hora de derrocarlo de forma definitiva. La solución está en nuestras manos.

Foto: Daniel Lobo en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...