Polémica con Dating y otros servicios de contactos online

Una mujer británica ha tenido serios problemas con cargos recibidos por parte de la web de contactos Dating.

young-woman-1745173_1280

Aparece en la prensa internacional un reportaje acerca de los problemas que ha tenido una ciudadana británica con la página de contactos Dating. La mujer en cuestión se suscribió con el servicio de prueba gratuito pensando que tendría acceso libre a todos los complementos de la plataforma. Pero cuando comenzó a recibir correos de hombres interesados en ella, no se dio cuenta de que para la lectura de dos de esos mensajes tenía que hacer un pago con su tarjeta de crédito.

Y cada vez que quería leer dos mensajes tenía que pagar. En poco tiempo se encontró con que en su tarjeta se había cargado un importe enorme, más de lo que se podía permitir en buscar el amor. Y ahí es cuando comenzó el problema con Dating, con su contrato y con la letra pequeña y la manera en la que presentan su plataforma a los usuarios. La mujer se puso en contacto con el banco y bloqueó los cargos que se intentaran realizar procedentes de ese servicio, pero eso no le aseguraba recuperar su dinero.

A partir de ese momento contó la historia públicamente y es cuando se ha visto que indudablemente hay ciertos aspectos del planteamiento de negocio de Dating que no están bien planteados. Por ejemplo, cuando nos avisa de que va a hacer ese cargo para leer mensajes, el botón de aceptar o de «entendido» aparece directamente marcado. Es cierto que hay responsabilidad por parte del propio usuario, pero al poner la opción marcada de una manera inicial ya se está haciendo gala de cierta mala intención por parte del servicio.

Por otro lado, se pone de manifiesto en repetidos testimonios por parte de usuarios la idea de que este tipo de páginas intentan estafar a sus usuarios en cierta manera. Tal y como la mujer de la noticia comenta, poco después de darse de alta en la web ya estaba recibiendo numerosos mensajes. Y aunque es cierto que sí se espera que esto ocurra, especialmente en el caso de las mujeres, la realidad es que sorprende que ocurra de forma inmediata y que además, tal y como comenta, que los mensajes se parezcan entre sí.

beautiful-1867093_1280

Se habla desde hace tiempo sobre cómo este tipo de páginas crean perfiles falsos y los utilizan con la intención de presionar y empujar a los usuarios para que respondan sus mensajes. Por lo tanto, aunque una parte de los mensajes pueden ser reales, también es cierto que es muy probable que otra parte corresponda a mensajes automatizados o perfiles falsos creados por empleados de los servicios. Es frecuente, según testimonios de usuarios, que reciban mensajes rápidamente y que muchos de ellos dejen de responder después de la primera interacción. Por lo tanto, se intenta convencer a los usuarios de que esas personas que les escriben son reales, pero que no han continuado respondiendo porque quizá no hayan conectado entre sí. En el proceso, la plataforma de contactos ya ha ganado dinero con la suscripción o con el soporte para lectura y envío de respuesta, entre otras cosas.

Desde Dating se escudan diciendo que los clientes que no estén de acuerdo con alguno de los cargos que se realicen en sus cuentas debido al uso que hagan de la plataforma solo se tienen que poner en contacto con el proveedor de su tarjeta de crédito para plantearle el caso. Hacen referencia a cómo posiblemente ya han tenido otras situaciones similares y cómo suele ser el proveedor de la tarjeta el que toma la decisión, después de oír a las dos partes, sobre si el cargo se ha realizado de una manera legal o no.

En general los usuarios deberían tener cuidado con estos servicios que permiten contactar con otras personas, ligar y entablar relaciones. En todo momento hay que tener muy claro lo que se nos está ofreciendo y lo que estamos pagando o exponiéndonos a pagar. No hay que caer en engaños, pero es cierto que la experiencia de estas plataformas se puede disfrutar de una manera adecuada si nos fijamos bien en todos los aspectos importantes. En todo caso, lo que siempre debemos ser es cuidadosos para que no nos encontremos ante una situación como la que ha vivido la mujer de la noticia.

Y si nos encontramos al frente de un servicio como este o pensamos en desarrollar un negocio de este calibre, no estaría de más que no intentásemos llevar al usuario hacia un gasto de dinero con el cual estamos claramente convencidos de que no se encontrará conforme. Hay maneras y maneras de hacer las cosas e intentar embaucar a los usuarios para sorprenderles después cuando les hayamos hecho un cargo económico que no esperaban no es precisamente la mejor forma de hacer las cosas. Ante todo, seamos consecuentes con el efecto que queremos dar con nuestro servicio.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...