Para ahorrar agua, mejor ser conscientes del problema que construir pantanos

El embalse de Melonares ha sido una de las obras públicas más polémicas de los últimos tiempos. El pantano, que estaba diseñado para abastecer la población de Sevilla y cercanías, está inutilizado desde el 2007 porque no se instalaron las conducciones necesarias para conectarlo a la red de abastecimiento. Pero el problema no es éste, ya que se trata de un proyecto que fue innecesario desde su planteamiento, pues una buena gestión de los recursos hubiera sustituido la necesidad de construir este pantano.

Embalse de Melonares

La gran cantidad de lluvia caída en las últimas semanas hacen presagiar que este año, igual que el pasado 2009, los embalses estarán rindiendo al 100%. Una buena noticia tras años de sequía en los que se tenía que salir al mar o plantear seriamente la posibilidad de trasvases fluviales para abastecer poblaciones con falta de agua potable. Sin embargo, no todo es tan sencillo. Y es que la irresponsabilidad de algunas empresas, a las que se les encargaron proyectos de embalses, han evitado que algunos pantanos estén siendo usados en la actualidad.

Éste es el caso de Melonares, situado en la provincia de Sevilla. La obra comenzó a ejecutarse en el año 2002 y su presupuesto superaba los 60 millones de euros. Sin embargo, el proyecto fue más lento y costoso de lo que se pensaba. Adjudicada a las empresas Sando y Ferrovial, la obra del pantano de Melonares se acabó en 2007, con dos años de retraso, y su coste superó con creces los 70 millones de euros. Ante el fracaso total de esta obra, la Unión Europea ha recortado parte de la subvención prevista para el proyecto. De esta manera, la Comisión Europea ha liquidado sólo un 72,5% de los 54,9 millones de fondos pactados para la construcción del pantano. El problema no sólo reside en el corte de las ayudas europeas, sino en la mala planificación del proyecto, pues tras varios años de obras no se instalaron las conducciones necesarias para su uso. De esta manera, el pantano está lleno de agua, pero no se puede utilizar por “falta de conducciones que lo conecten con la red de abastecimiento”. Así informó recientemente Ana Sánchez Ameneiro en el Diario de Sevilla.


El catedrático de Geografía de la Universidad de Sevilla, Leandro del Moral ha criticado duramente este proyecto. Experto en gestión y planificación del agua y miembro del consejo de administración de Emasesa, Leandro del Moral ha llegado incluso a afirmar que es posible que “la Comisión Europea se resista a pagar” lo que prometió. Del Moral encabezó un grupo de expertos que planteaban diferente alternativas al pantano. Entre ellas se encontraban la mejora de redes de abastecimiento y la concienciación ciudadana para hacer un buen uso de los recurso hídricos. “La buena gestión ha reducido un 35% del consumo bruto de agua”, según sus cálculos. En definitiva, como conclusión se puede sacar que las buenas conductas humanas son mucho más fuertes que una enorme construcción de hormigón.

Foto: unknown

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...