ONG responsabilizan a las grandes fortunas estadounidenses del bloqueo en políticas medioambientales

En Estados Unidos los principales magnates de los negocios son los mayores responsables del bloqueo de las políticas medioambientales según un informe de la ONG Foro Internacional sobre Globalización.

Una ONG culpa a los millonarios estadounidenses de los bloqueos medioambientales

En Estados Unidos los principales magnates de los negocios son los mayores responsables del bloqueo de las políticas medioambientales debido a la gran influencia que ejercen sobre los gobiernos. Así de contundentes son las declaraciones de la ONG Foro Internacional sobre Globalización (FIG), que este martes 4 de diciembre ha asistido a la Cumbre Mundial sobre Cambio climático celebrada en Doha (Catar).

Durante una rueda de prensa, el director ejecutivo del FIG, Victor Menotti, presentó un informe llevado a cabo por la organización en relación a este tema. En este estudio, titulado «Las caras detrás de la crisis global: multimillonarios estadounidenses del carbono y el estancamiento del clima en la ONU«, la ONG culpa a los principales multimillonarios estadounidenses del bloqueo nacional ante las medidas sobre la conservación del clima.

«EEUU está considerado como el mayor obstáculo para los compromisos multilaterales significativos para reducir los gases de efecto invernadero que causan peligrosas alteraciones climáticas» señaló Menotti en la Conferencia sobre el Clima.

Este informe es una continuación del que realizaron en 2011, «La oligarquía: los multimillonarios que se benefician de la crisis climática actual«, que también hicieron público durante la Cumbre sobre el Clima que tuvo lugar el año pasado en Durban (Sudáfrica) y en el que desvelaron los 50 nombre de las personas que más invierten en combustibles fósiles. «La concentración extrema de poder contribuye al bloqueo de las negociaciones sobre cambio climático«, afirmó el director de la ONG.

El Foro Internacional de Globalización (FIG) es una alianza de sesenta activistas, intelectuales, economistas, investigadores y escritores que representan sesenta organizaciones en veinticinco países. Estos colaboradores comparten la preocupación por los problemas que conlleva la globalización económica, y se han asociado con el fin de encontrar nuevas ideas y elaborar acciones conjuntas que ayuden a frenar esta disparidad económica.

El estudio del FIG se ha centrado particularmente en las personalidades empresariales Charles y David Koch, (propietarios del conglomerado industrial Koch Industries), que según la organización han participado activamente en la paralización de las negociaciones medioambientales en las Naciones Unidas.

Exponen también, que los esfuerzos de los Koch por detener el cambio de subsidios a los combustibles fósiles, han influido en que las políticas climáticas estadounidenses se hayan quedado estancadas.

«Para conseguir un acuerdo en la ONU son necesarios cambios sustanciales en la dinámica interna de Estados Unidos y limitar la influencia de las fortunas privadas, así como establecer normas más estrictas sobre la contaminación de las centrales«, añadió Menotti.

El director del FIG observó que siendo la última semana de la Conferencia del Clima de la ONU en Doha, EE.UU todavía no ha presentado ningún compromiso fuerte para disminuir las emisiones de gases tóxicos. Sin embargo, se lamentó Menotti, sí defienden un «nuevo paradigma de las promesas voluntarias que está muy lejos de mantener por debajo del acordado aumento de 2 grados centígrados las temperaturas globales«.

Imagen: Lucho81 en Arte y Fotografía

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...