Navidades solidarias y ecológicas

Inmersos como estamos en plena época navideña, son muchos los que se preguntarán cómo podemos hacer para seguir celebrando estas fiestas sin que por ello nuestros ideales se vean ensombrecidos en pro del aspecto menos «amable» de las fechas en las que nos encontramos. Hablamos del derroche y del consumismo, dos factores que van intrínsecamente asociados a esta época del año. Desde Clavesocial instamos a los ciudadanos solidari@s que sigan unas pequeñas pautas para no perder el juicio y seguir siendo igual de responsables que durante el resto del año.

regalo navidad

El mejor regalo no es el más grande ni el más caro.

Regalos solidarios.

Los regalos han acabado siendo una oda al consumo antes que una manera de demostrar a nuestros seres queridos que nos importan. Y es que, sobre el papel, todos sabemos que un buen regalo no es aquel que cuesta más caro, sino el que más puede llegar al corazón del otro. Si deseas predicar con el ejemplo, propón a tus familiares y amigos recortar gastos en lo que a regalos se refiere y apostar por los pequeños comercios artesanos antes que por las grandes superficies. Otra de las opciones es comprar en una tienda de comercio justo, de esta manera tus regalos, además de ser únicos y originales, estarán ayudando al desarrollo de muchas personas.

En las tiendas de comercio justo podrás encontrar de todo: desde alimentación o textil, hasta juguetes, complementos para el hogar, cerámica, bisutería… Y todo ello manteniendo unas redes comerciales justas para los productores y sus cooperativas, sin olvidar el respeto al medio ambiente. Comprar de esta forma significa, además, trasladar a los tuyos una serie de valores que muchas veces olvidamos y que tienen que ver con una cierta ética antes que con criterios económicos al uso.

Ofrece lo que no necesites.

Siguiendo con el asunto de los regalos, ¿no te has dado cuenta de que, a lo largo del año, almacenamos decenas de objetos que no necesitamos? La Navidad no solo debería servir para regalar y recibir, sino para hacer tabula rasa y ofrecer todo aquello material que no es estrictamente necesario para nosotros, pero que puede ayudar a los demás. Pensemos que hay muchas personas que tienen muy poco con lo que sobrevivir, por eso cada año por estas fechas se organizan distintas campañas de recogida de juguetes, libros, ropa, víveres… No estamos diciendo que este tipo de iniciativas sean necesarias tan solo en estas fechas, al contrario, pero para mucha gente, y sobre todo para las empresas, la vena solidaria suele encenderse en Navidad. Por lo que no dejemos de aprovecharnos de este hecho colaborando activamente.

cena navidad

No todas las cenas de Navidad tienen que ser iguales.

Pequeños cambios en el menú.

Para el menú, apostamos de nuevo por el comercio justo. En la web Canalsolidario te proponen una serie de originales alternativas a la típica comida navideña, con las que además estarás cooperando con organizaciones solidarias como la Fundación Futur o Mescladís al tiempo que amenizarás tu noche de Fin de Año o Reyes con comida casera, local y de inmejorables materias primas. Por otro lado, asociaciones como Intermón Oxfam, Red de Consumo solidario o Alternativa3 Comercio justo, cuentan con productos típicamente navideños pero que responden a las directrices del comercio equitativo. A tu disposición tienes turrones, chocolate, dulces típicos y hasta cestas de navidad.

Pero sobre todo… no olvides los buenos propósitos el resto del año.

Fotos / Fazen; Andruby

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...