Mentir en una entrevista de trabajo, ¿está bien si lo hacemos?

¿Deberíamos mentir en una entrevista de trabajo? Planteamos distintos puntos de vista para responder a ello.

Mentir en una entrevista de trabajo está bien si lo hacemos

Buscar trabajo no es sencillo y dependiendo del nivel de necesidad que tengamos con ello nos podemos exponer a tomar decisiones que quizá no repercutan de una forma tan positiva como imaginamos. Una de las cuestiones que más se tienen en cuenta es hasta dónde llega la validez de una mentira. ¿Debemos mentir en las entrevistas de trabajo? ¿está bien si lo hacemos? ¿deberíamos evitarlo a toda costa? Son preguntas que nos tenemos que plantear si estamos tras la búsqueda de un empleo.

En un artículo de Business Insider que hemos leído afrontan la respuesta a esta pregunta de una manera filosófica. Nos ha gustado especialmente la manera en la que han hablado de ello, por lo que os vamos a resumir algunos de los puntos que han tocado en su análisis.

Lo primero que se plantean es una situación muy simple. ¿Y si todo el mundo miente en las entrevistas? Es decir, ¿está bien que mintamos porque los demás también han mentido? Pero si todo el mundo miente… ¿no acaba siendo el proceso de la entrevista un ejercicio que pierde el sentido y la lógica? Esto es lo que se relaciona con la deontología, de lo que habló Immanuel Kant. Este mencionaba que si todo el mundo robaba se perdía el valor de la propiedad y se despreciaba a los demás, lo que no hay duda de que es inmoral. Si aplicamos este pensamiento a las entrevistas de trabajo, hay mucha lógica en decir que no se recomienda mentir porque lo que estamos haciendo es contribuir a que las entrevistas no tengan valor.

El segundo planteamiento está atribuido al consecuencialismo. Tal y como estudiaron Jeremy Bentham y John Stuart Mill, se explora la posibilidad de mentir por conseguir un bien mayor. Es decir, si mentimos en la entrevista de trabajo, ¿está bien si lo hacemos porque será para ayudar o conseguir algo positivo para otras personas? La idea que se valora es si hacer algo inmoral como es mentir, puede ser tolerable al impactar de una manera positiva a una mayor cantidad de personas. Dentro de este pensamiento se podría incluir la forma de actuar de Robin Hood, que robaba a pocos ricos para ayudar a muchos pobres.

mentiras entrevista de trabajo

Es difícil responder a si desde este punto de vista la mentira para conseguir un trabajo está aceptada o no. Es complicado y se requiere una visión mayor de cada situación. En cualquier caso, es verdad que si obtenemos un trabajo mintiendo es posible que estemos afectando negativamente a alguien que podría haber obtenido ese puesto sin necesidad de mentir. Y también podríamos afectar de una manera negativa a la empresa o a compañeros de trabajo si estos esperan que nos ocupemos de realizar unas tareas con unas habilidades que supuestamente tenemos.

La última forma de verlo es bajo el prisma del egotismo ético. Dentro de esta forma de pensar en lo único en lo que nos detenemos es en descubrir qué es lo mejor para nosotros y para nuestros objetivos. Es decir, si mentir es lo mejor que podemos hacer para conseguir el trabajo, no es algo que se vea moralmente mal. Por lo tanto, si mentir nos va a permitir obtener el trabajo, ¿por qué no hacerlo? La moralidad queda apartada a un lado para buscar un objetivo definitivo al que lleguemos sea como sea.

Eso sí, hay muchos expertos que recomiendan tener cuidado al tomar una decisión haciendo uso del egotismo ético, puesto que es posible que descubramos que en realidad no somos felices con la decisión tomada. Esto se puede ver cuando se entrevista a personas que han mentido en sus entrevistas de trabajo y han conseguido puestos que no encajan bien en sus conocimientos o en su experiencia. Esas personas se manifestarán de una forma depresiva o triste en su puesto de trabajo, lo que acabará afectando a su rendimiento y a su estabilidad.

Mentir en 2019

No queríamos terminar el artículo sin una pequeña reflexión de nuestra propia mano. Nunca debemos olvidar que nos encontramos en el año 2019. Mentir en 2019 no es como mentir en 1995. Esto se aplica a todos los contextos, no solo al de las entrevistas de trabajo. En la actualidad todos dejamos rastro de una u otra manera. Todos estamos localizables, todos vamos dejando migas de pan cuando actuamos, nos movemos o vamos a un lugar u otro. Esto significa que dejamos un rastro que otras personas pueden encontrar con mayor o menor dificultad dependiendo del grado de mentira que hayamos realizado. Por eso tenemos que tener mucho cuidado.

No vamos a decir que mentir sea mejor o peor, que esté más o menos recomendado y tampoco queremos lavaros la cabeza para que no toméis vuestras propias decisiones, pero tenéis que ser conscientes de los riesgos que existen en la actualidad de mentir y ser cazados haciéndolo.

Foto:

Vía: Business Insider

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...