Más de 900 millones de personas pasan hambre en el mundo

Un total de 925 millones de personas pasan hambre de manera crónica en el mundo. Una cifra, que si bien es menor que la que se registraba en 2010, está lejos de cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Pese a los esfuerzos de la FAO y el Programa Mundial de Alimentos de la ONU (PMA) por hacer entender a los Estados la necesidad de luchar contra el hambre en los países más desfavorecidos y a las múltiples campañas de concienciación lanzadas al respecto, lo cierto es que los datos del último informe de la FAO están lejos de ser aceptables.

Y es que, si atendemos a las cifras de Naciones Unidas, en el año 2010 había 925 millones de personas en el mundo que sufrían de hambre crónica.  O lo que es lo mismo, cada seis segundos muere un niño en el mundo como consecuencia de la desnutrición. Pese a ser malo, el número  supone una mejora respecto a 2009 cuando la cifra ascendía  a 1.023 millones de personas.

Cada seis segundos muere un niño por desnutrición en el mundo. Imagen: FAO

El problema, no obstante , radica en que, tal y como expresaba el responsable de la FAO, Jacques Diouf, al dar a conocer estos datos, con ellos se pone en serio riesgo la posibilidad de alcanzar los Objetivos del Milenio, no solo en cuanto a pobreza, sino en todos sus campos.«El logro de la meta internacional de reducción del hambre se encuentra seriamente amenazado», añadió el responsable de la FAO, señalando además que los recientes aumentos de los precios alimentarios, de persistir, pueden perjudicar los esfuerzos para nuevas reducciones en la cifra de personas hambrientas en el mundo.

En este sentido, los responsables de la FAO siguen insistiendo en que solo las actuaciones responsables y decididas por parte de los estados más poderosos pueden poner fin a esta situación. La población parece compartir esa postura. El pasado mayo Diouf lanzó la campaña 1 billionhungry («mil millones de hambrientos»), destinada a incitar a los líderes mundiales para que actúen con urgencia y firmeza para poner fin al hambre. Más de medio millón de personas han firmado ya una petición en Internet que pide a los políticos situar la reducción del hambre como su principal prioridad.

Y es que si hay algo que tenemos que recordar es que detrás de esa cifra no solo hay estadísticas. Se trata de personas que apenas  tienen posibilidades de salir adelante, madres que ven a sus hijos morir, o jóvenes que buscan un futuro con menos de un dólar al día.

A pesar de los esfuerzos, la realidad parece desmentir  de manera rotunda que se vaya a cumplir el primero de los Objetivos de Desarrollo del Milenio acordados por la ONU en el 2000, por el cual los estados se  comprometían a trabajar para reducir a la mitad el porcentaje de personas hambrientas desde el 20% al 10% en 2015. Sin embargo, a cinco años de finalizar el plazo, ese porcentaje se sitúa actualmente en el 16%.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...