Los hoteles a pie de playa, una amenza para el medio ambiente

La construcción indiscriminada de hoteles en las playas españolas incumpliendo la Ley de Costas ha llevado al gobierno a tomar medidas en contra de chiringuitos y hoteles. Pese a las críticas, la medida parece acertada si queremos salvaguardar las playas de nuestro país.

Pese a que las playas españolas siguen obteniendo año tras año las banderas azules  de la Fundación Europea de Educación ambiental (FEE), uno de los distintivos de calidad más reconocido a  nivel internacional, lo cierto es que aún quedan cosas por resolver en las playas  de nuestro país y estos vienen dados, en muchos casos por la excesiva construcción de hoteles en la playa vulnerando la ley de Costas.

Y es que , aunque las llamadas de atención al respecto han sido muchas y han llegado desde distintos ámbitos en los últimos años, parece que los españoles no hemos querido o no hemos sabido darnos cuenta de que  la burbuja inmobiliaria se estaba cebando también con nuestras playas y que, poco a poco, hemos ido robando a nuestras playas kilómetros y kilómetros de arena para construir complejos hoteleros y chiringuitos que  ahora se encuentran en el punto de mira y puede que tengan que derribarse.

La costa de Benidorm (Alicante) está salpicada de hoteles. Imagen: FDV en Wikimedia Commons

Los problemas que puede generar en las costas la construcción incontrolada son más que evidentes. A un incremento de la construcción vienen necesariamente aparejados mayores niveles de contaminación ambiental, bien sea por ruido, por emisiones de CO2 (para las calderas y elementos de refrigeración de los hoteles) y , por supuesto, más llegada de visitantes lo que  en muchos casos, es un sinónimo de más papeles y restos tirados por el suelo de unas playas cuyo ciudad descuidamos demasiado a menudo.

Pero no solo eso. La construcción indiscriminada de hoteles en las costas también conlleva una ruptura del paisaje de la zona que se empieza a ver salpicada de una gran cantidad de edificios que , por lo general no siguen ningún patrón y que destruyen el ecosistema existente.  De hecho,  Ecologistas en Acción denunció ya hace uso años, el estado en el que se encontraba la costa catalana, la más desconfigurada y desnaturalizada de la Península, según la organización ecologista, debido al enorme desarrollo experimentado en base al turismo .

Entre los problemas que presentan los espacios costeros catalanes se encuentran graves problemas de erosión que influyen directamente en el tamaño de las playas y la saturación de las mayoría de los municipios costeros que deriva en graves problemas para mantener el modelo turístico instaurado en la costa catalana.

La decisión del gobierno de cerrar algunos de los hoteles que se habían saltado las directrices de la ley de costas y de eliminar los chiringuitos a pie de playa, pese al enfado suscitado entre los más afectados, parece por lo tanto una buena idea de cara a recuperar nuestras costas de cara al futuro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...