Los expertos avisan de los peligros de dar derechos a los robots

Un grupo de 150 expertos hablan de cómo los robots no deberían tener derechos para evitar incidentes.

expertos en robots

¿Deberían tener derechos los robots? Esa es una de las preguntas que están sembrando la polémica en los últimos días entre políticos y expertos en tecnología por igual. Desde el Parlamento Europeo se está intentando crear una forma de regularizar la existencia de los robots en el mercado laboral, aportándoles una identidad propia para lo que los políticos están denominando como “personas electrónicas”.

Este tipo de título solo lo recibirían aquellos robots más sofisticados y avanzados, esos que pudieran demostrar un comportamiento más humano y que contaran con capacidad para realizar acciones muy avanzadas. Pero no es algo que les esté gustando a los expertos del mundo tecnológico, que vuelven a advertir de algo que han hecho de forma constante en los últimos años. O dicho de otra forma, avisan de los riesgos de dar más presencia a los robots y de aumentar su humanidad, lo que podría llevar a que se sufran problemas en fechas futuras.

Para que la comisión europea se tome más en serio lo que está decidiendo, un grupo de más de 150 expertos se ha unido para transmitir su punto de vista al Parlamento. Y lo han hecho sin ningún tipo de miedo a dejar claras sus ideas.

Este grupo de expertos está formado por especialistas en inteligencia artificial, en robótica, en ciencia médica, en ética y en leyes. Juntos han revisado los pros y los contras, las ideas que pueden ser necesarias aplicar en un futuro en el que existan los robots y otros factores similares en relación a ello. La intención era conseguir que se reflejaran las preocupaciones de los expertos en un contexto en el cual las autoridades puedan ver que tienen que tener cuidado con las decisiones que toman respecto al futuro de la robótica.

Una de las ideas que transmiten estos expertos es que los miembros del Parlamento están pensando de una forma demasiado influida por la ciencia ficción. Se dan ejemplos muy claros de momentos en los que se pueden producir situaciones conflictivas y extrañas, como que una máquina lleve a cabo algún tipo de daño a una persona. Si las máquinas tuvieran derechos es posible que no terminaran siendo responsables de lo que ocurriera y que se crearan situaciones extrañas de las que se podrían aprovechar personas con malas intenciones. Los expertos no quieren que la ciencia ficción termine influyendo demasiado en la elaboración de nuevas leyes que puedan afectar en gran medida al futuro de la sociedad tal y como la conocemos.

Los expertos están decididos a que la sociedad se beneficie de las mejoras que aporta la inteligencia artificial, pero creen que todo debe estar controlado y bien gestionado. El futuro de las empresas, la forma en la que las compañías se aprovecharán de la robótica y el cambio de paradigma que se dará en el sector corporativo, necesitan que los robots estén bien controlados y que no se salgan del marco de lo que ahora mismo entendemos como máquina. Lo que se quiere defender es que los fabricantes, programadores o los propietarios de estos robots sigan siendo responsables de todo lo que ocurra con sus invenciones. Si un robot provocara un accidente, habría unas personas detrás de este que serían responsables de ello. Si se les da derechos a los robots, la responsabilidad caería en manos del robot y no de sus fabricantes.

riesgos con los robots

Este comité de especialistas cree que la ciencia ficción está haciendo demasiado daño y que las ideas de ello han llegado a influir incluso en las autoridades del Parlamento, lo que sin duda es bastante preocupante. ¿Esto significa que no deberían escribirse leyes para la gestión y la existencia de los robots y de formas de vida basadas en inteligencia artificial? En realidad no. Lo que dicen los expertos es que estas leyes deben estar bien enfocadas y convertirse en una base que sirva para aumentar la seguridad en el uso de la inteligencia artificial y los robots. En ningún caso recomiendan que se piense en un futuro en el que los robots vivan como iguales entre las personas, porque eso puede llevar a dar muchos pasos en falso. Y aunque nos guste pensar en películas o series donde los robots son nuestros amigos, ¿no deberíamos ser más realistas en este sentido?

Los próximos años van a ser críticos para cómo se trabaje y gestione la llegada de las máquinas al día a día de las empresas, a las tiendas, los bancos y a todo tipo de negocios en los que pueden aportar muchos beneficios en la interacción con los clientes. De momento los robots aún no están adoptados de forma muy habitual en el mundo, pero sí que es posible que en un plazo de pocos años comencemos a verlos de manera más frecuente entre nosotros. Dependerá del Parlamento la cantidad de derechos que lleguen a tener.

Vía: CNN

Foto: TheDigitalArtistfernandozhiminaicela

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...