Las rentas básicas se disparan con la crisis

Hace poco te hablábamos del gran crecimiento que está experimentando la pobreza extrema en Cataluña, donde el numero de familias que deben percibir ayudas al no tener ninguna fuente de ingresos regular ha subido como la espuma. Pues bien, este hecho parece confirmarse en el resto de la geografía española a la luz de las informaciones oficiales que recoge el periódico El País y que aún no se han hecho públicas por parte de las instituciones pertinentes. Así, a día de hoy sabemos que las rentas básicas de inserción se han incrementado considerablemente, a buen seguro por los estragos que la crisis está causando a miles de familias que en tiempos pretéritos contaban con ingresos. No olvidemos que en nuestro país la tasa de paro se sitúa alrededor del 20%.

Cerca de 200.000 familias podrían pedir los subsidios de renta básica.

Cuando hablamos de rentas básicas de inserción nos referimos a los subsidios que reciben las personas que no tienen ingreso alguno. Las informaciones brindadas por El País revelan que, si bien en 2007 éstas se incrementaron un 0,40% respecto al año anterior, en 2008 la subida ya fue del 10%. Hasta llegar a las lamentables cifras de 2009, cuando la demanda de rentas básicas subió un 37,3% en tan solo un año. Aún debremos esperar a los datos del año 2010, pero a buen seguro este porcentaje se verá modificado, pues se calcula que durante el pasado año las familias con necesidades de subsidio habrían llegado a las 200.000.

Ello quiere decir que 200.000 familias se han quedado sin el paro y sin las demás prestaciones que el Gobierno pueso en circulación para ayudar a los afectados por la crisis. Solo un puesto de trabajo podría ayudar a estas personas a seguir con sus vidas normalmente y abandonar esta situación de precariedad. Y es que vivie en el umbral de la pobreza no es fácil para nadie, pues entran en juego diversos factores que van más allá de la falta de comodidades: la exclusión social y la extrema pobreza pueden estar a la vuelta de la esquina. Algo fraglante cuando hablamos de un país que se presupone entre los más desarrollados del mundo.Y es que con la crisis las desigualdades entre los diferentes estratos de la sociedad se hacen más acusadas.

Las cuantía de las rentas básicas o de inserción dependen de cada comunidad, pero suelen ir desde los 400 euros hasta los 600, dependiendo de las condiciones del demandante (por ejemplo, si tiene hijos). Uno de los lugares que puede servir de ejemplo es el del País Vasco, donde este tipo de subsidios sí son propiamente de ‘inserción’, pues se encuentran intimamente ligados a la búsqueda de empleo.

Foro por francoiskarm en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...