Ingenieros, la tecnología al servicio de la equidad

Ingeniería Sin Fronteras (ISF) es una organización no gubernamental (ONG) que trabaja desde 1991 con el objeto de poner la Tecnología al servicio del desarrollo humano, en pos de un acceso universal a los servicios básicos.

Ingeniería sin fronteras es una organización pluridisciplinar constituida con la finalidad de desarrollar proyectos de cooperación, educación e investigación para el desarrollo.

La perspectiva de su actuación es la utilización de la ingeniería como herramienta esencial para el acceso universal a los servicios imprescindibles para una vida digna: el agua potable, el saneamiento o la cobertura de las necesidades mínimas de energía y comunicación, factores clave en la lucha contra la pobreza.

Para ello promueven programas y proyectos de cooperación al desarrollo en el Sur y en el llamado Cuarto Mundo (en España), así como la formación y la investigación en tecnología para el desarrollo humano y acciones de sensibilización y campañas de incidencia en el Norte, con la intención de constituirse en una vía de transformación social y participación democrática.

Sus principios son:

TECNOLOGÍA para el DESARROLLO HUMANO: considerando la técnica dentro del entorno cultural, político, social, económico y ambiental en que se genera y no como un fenómeno aislado o neutro.

PARTICIPACIÓN: Trabajando conjuntamente con las contrapartes y con las comunidades locales.

CONCEPCIÓN INTEGRAL: Identificando los factores sociales, económicos, técnicos, culturales, éticos, ambientales y políticos mediante equipos de trabajo pluridisciplinares. Así, los planes de acción son integrales y persiguen efectos multiplicadores para garantizar su continuidad una vez acabada la cooperación exterior.

EDUCACIÓN e INVESTIGACIÓN para el DESARROLLO: estudiando las realidades donde lleva a cabo su acción y generando conocimiento sobre las alternativas para paliar las principales problemáticas.

ISF alienta la esperanza de un mundo más justo y solidario. Para ello ocupa dos ámbitos destacados de la sociedad: en las universidades, donde promueve la creación de espacios críticos para el debate, la formación y la investigación en Cooperación para el Desarrollo, y en el mundo profesional, colegios profesionales de Ingeniería y empresas del ámbito técnico que colaboran con ISF brindando apoyo institucional y económico y difundiendo las actividades de la organización entre sus miembros. Aunque también cuentan con el apoyo de numerosos ayuntamientos y otras instituciones públicas, así como de otras fundaciones y entidades privadas.

ISF apuesta por las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) como medio para garantizar el acceso a otros servicios básicos, como ocurre en el Programa EHAS, mediante el cual se gestionan sistemas rurales de salud en Perú y otros países latinoamericanos.

EHAS (Enlace Hispanoamericano de Salud), tiene como objetivo ofrecer comunicaciones de bajo costo y servicios de acceso a información para el personal de salud en las zonas rurales de América Latina. Se instala un sistema de comunicaciones en puestos de salud aislados allí donde no llega la telefonía convencional. Así, se puede intercambiar información entre colegas, consultar especialistas, acceder a formación a distancia y a documentación especializada mediante comunicaciones de voz y también recibir y enviar correos electrónicos. Todo el sistema está alimentado por energía solar.

El sistema EHAS está demostrando ser muy útil para la mejora del sistema sanitario del Alto Amazonas y para la formación del personal de salud, ya que ha reducido el tiempo de evacuación urgente de pacientes al 60% (de 8 a 5 horas). Además, en 60 casos de evacuación, el sistema ha sido crucial para salvar la vida del paciente.

En Cuzco (Perú) el programa ha permitido la dotación de equipamiento e infraestructura en 12 establecimientos de salud de las provincias de Quispicanchi y Acomayo.

ISF pone en práctica el uso del Software Libre, no sólo en el funcionamiento interno de la propia asociación, sino como parte fundamental de muchos de los proyectos de cooperación para el desarrollo llevados a cabo por las distintas asociaciones.

Otro importante aporte ha sido la edición de diversos libros sobre diferentes aspectos y ámbitos de la Tecnología para el Desarrollo Humano, muchos de los cuales se encuentran disponibles en su versión electrónica en la página de ISF, desde donde pueden bajarse gratuitamente. Algunos títulos son: Derecho al agua, Biodiésel y Cooperación para el Desarrollo, Construir la ciudadanía global desde la universidad, ENERGÍA, PARTICIPACIÓN Y SOSTENIBILIDAD. Tecnología para el Desarrollo Humano, Introducción a la Cooperación al Desarrollo para las ingenierías. Una propuesta para el estudio, y más.

Con su Campaña de Agua, ISF quiere sensibilizar a la sociedad y las administraciones públicas sobre el reconocimiento del acceso al agua y al saneamiento como derecho humano universal.

Se destaca la importancia de que las personas que trabajan temas de agua y desarrollo desde instituciones públicas, ONGD y otras entidades, pongan en común experiencias e inquietudes que apunten hacia la mejora de las políticas de cooperación en este sector y al reto de garantizar el derecho humano al agua.

Para ello ha publicado, entre otras tantas cosas, el Manifiesto de las organizaciones sociales en el Día Mundial del Agua, celebrado el 22 de Marzo, establecido así desde 1993 por Naciones Unidas. Su contenido:

1. El acceso al agua es un derecho humano básico y universal. (…). La posibilidad de ejercerlo, junto con el del derecho a la alimentación, condicionan el disfrute de otros derechos, incluido el derecho a la vida.

2. De esta manera, el agua es un bien común indispensable para la vida; no debe ser considerado como un bien económico, sujeto a las reglas del mercado.

3. Por tanto, la gestión y el control han de quedar en el ámbito público, social, comunitario, participativo, con equidad y sin ánimo de lucro.

4. El agua se debe gestionar desde la visión ecosistémica, sin fragmentar la gestión del ciclo integral del agua.

5. Asimismo, es necesaria una gestión sostenible de los ecosistemas mediante la ordenación territorial y la conservación de los ambientes naturales.

6. Las cuencas hidrográficas son unidades básicas a nivel ecológico, social y cultural. De la misma manera que son un factor de identidad y unión comunitaria, todo tipo de actuación que se haga en sus aguas, públicas, repercute en toda su cuenca.

7. Debemos garantizar el mantenimiento de los ecosistemas acuáticos para las generaciones futuras. Por ello, en el actual modelo de desarrollo donde se da una sobreexplotación de los recursos naturales, es necesario apostar por un uso local y racional del agua.

Para participar, colaborar o trabajar con ISF, ingresa a la página

http://www.isf.es/menu_isf/isf_identidad.php?$sesion_idioma=1&$menu=1&identifica=participa&nombrexml=104


Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...