X

Hollywood tendrá problemas si impide que Netflix vuelva a los Oscar

En los últimos premios Oscar se produjo algo que muchos expertos ya esperaban y que a otras personas les cogió totalmente de imprevisto: una producción de Netflix se llevó tres estatuillas. Fue Roma, que obtuvo la de mejor película de no habla inglesa, la de mejor fotografía y la de mejor dirección. Para algunos veteranos del sector esto resultó doloroso e implicó que ahora en los Oscar también tenían que competir con aquellas producciones mucho más económicas y sin tantos problemas de distribución que llegaban a los hogares en formato de suscripción.

');

Tras la gala de los Oscar hubo debates, polémicas y quejas de todo tipo. ¿Qué hacer ante esta situación que visto lo visto se puede descontrolar de una manera excepcional en 2020? Los preparativos para intentar bloquear a Netflix y otros sucedáneos del streaming comenzaron por todos los medios, buscando la letra pequeña y haciendo especial hincapié en cualquier tipo de posibilidad.

Pero la Justicia de los Estados Unidos no se ha quedado quieta y también ha actuado: explicando y dejando muy claro que Hollywood y la Academia deben tener claro no saltarse ninguna de las leyes de competencia para no acabar teniendo serios problemas. Si quieren seguir con su juego van a tener que limar mucho la manera en la que excluyen a Netflix de la competición.

Mientras tanto el sector comparte teorías y opiniones en ambos frentes y crea una pequeña separación que ya está siendo tan sensible como hablar de política o deportes en las cenas de Navidad. Personas de referencia como Steven Spielberg apuestan por mantener el cine en el cine y todo lo que se produzca para ser visto en una televisión, monitor o sucedáneo, en la televisión. No le gusta la idea de compartir espacio y un estreno limitado de 1 día en una sala de cine, como ha hecho Netflix en ocasiones para evitar problemas, no cree que sea la solución ni una forma de justificar que la película realmente sea “de cine”.

Al mismo tiempo, varios estudios y estadísticas han confirmado que no debería haber tanta animadversión por Netflix en el mundo del cine, porque se está comprobando que los propios suscriptores de esta plataforma ocupan el grueso de los espectadores que aún llenan las salas. Simplemente, buscan algo diferente en cada canal. Así se puede ver cuando, por ejemplo, los documentales se alzan como grandes estrellas del contenido más visto en Netflix. En las oficinas de Netflix, por supuesto, están decididos a que su presencia en los Oscar siga siendo válida y que no tengan que conformarse con un Emmy. Defienden que ellos hacen películas de cine, no de televisión.

Foto: mohamed_hassan

Etiquetas: Cine