Expulsiones y migraciones históricas

La comunidad gitana es la minoría étnica más numerosa que existe en Europa. Repartidos por todo el continente, y parte del resto del mundo, los gitanos llegaron al Viejo Continente desde el norte de la India en el siglo XV. Sin embargo, las políticas de homogenización cultural en la Edad Moderna y las políticas raciales del siglo XX y XXI han hecho que este grupo sea incapaz de adaptarse a la sociedad en la que vive.

Los orígenes del pueblo gitano se encuentran en la India

La comunidad gitana es un grupo cuya historia ha estado marcada por las expulsiones y las migraciones. Su origen para muchos historiadores es incierto, aunque se suele señalar que proviene de alguna tierra del norte de la India, probablemente de la región del Punjab, en la frontera con Pakistán. Antes de llegar a Europa en el siglo XIV, los gitanos pasaron por Persia, desde donde, a causa de la inestabilidad política, realizaron la primera migración documentada. Llegaron a Turquía y a África, entrando en Europa por Bulgaria en el siglo XIV y por España en el siglo XV. Muchos de los que llegaron a España se hacían llamar príncipes de Egipto, lo que derivó a que se les denominasen egiptanos (de ahí el nombre de gitanos).

En Europa no corrieron mucha suerte, y es que tras su llegada a España, los Reyes Católicos impusieron una política de homogeneidad cultural y religiosa que les afectó de lleno: tenían que desprenderse de todos los rasgos distintivos que portaban desde Asia. Las medidas opresivas que los gobiernos han utilizado a lo largo de la historia contra los gitanos penaban principalmente a aquellos que practicaban el sedentarismo, por lo que no es de extrañar que acabaran abrazando el nomadismo. Esto, unido a las múltiples expulsiones que han sufrido a lo largo de la historia, los gitanos nunca han sido bien recibidos en los lugares a los que llegaban. Sólo hay que recordar la Gran Redada iniciada en 1749 por Fernando VI en España y ejecutada por el Marqués de Ensenada, por la cual se pretendía expulsar a todos los gitanos del reino.

A pesar de que han pasado más de seis siglos desde que llegaran a Europa, los gitanos siguen igual de inadaptados que entonces. Y el problema no proviene de ellos, sino de la sociedad que (no) los acoge. Las políticas raciales de la Alemania nazi causaron numerosos muertos entre la población gitana. Además, en la España franquista también se les persiguió. Con este breve resumen histórico acerca de los orígenes de las comunidades romaníes y de las persecuciones que sufrieron en los lugares en que se asentaron, quiero mostrar mi asombro ante la medida tomada en agosto del 2010 por el gobierno francés de Nicolas Sarkozy de expulsar a varios centenares de gitanos rumanos residentes en Francia. ¿Cómo es posible que Francia, la tierra de acogida por excelencia, la portadora e impulsora de los Derechos del Ciudadano desde la Revolución Francesa, haya cometido tal atrocidad? Las protestas se han sucedido e, incluso, han salpicado la vida privada del ministro de Inmigración, Eric Besson. Sin duda, esta impopular decisión le pasará factura al ejecutivo francés.

Fuente: Els Orígens

Foto: Pablo Nicolás Taibi Cicaré en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...