El plástico de usar y tirar quedará prohibido en 2021

La Unión Europea toma la decisión contundente de prohibir muchos de los productos de plástico que acaban invadiendo los océanos.

Pajitas de plástico

Ya hay veredicto: a partir del año 2021 habrá grandes cambios que beneficiarán al medio ambiente en lo relacionado con la producción y el consumo de artículos fabricados con plástico. Las nuevas medidas adoptadas implican la prohibición de estos elementos y se aplican a aquellos productos de usar y tirar, entre los que se incluyen los envases fabricados con poliestireno que se utilizan con los alimentos, los cubiertos, los platos o los bastoncillos de algodón.

De esta forma el medio ambiente sufrirá mucho menos el efecto del consumo de estos artículos y los desechos irán desapareciendo progresivamente de aquellos lugares en los que son más frecuentes, principalmente las playas de Europa. La medida ha sido aceptada por la Unión Europea a la vista de que las estadísticas presentadas indican que estos plásticos suman un 70% de todos los desechos que acaban contaminando las playas.

La Unión Europea sabía que había que tomar una decisión cuanto antes, dado que el tiempo apremia y la información que se ha puesto sobre la mesa apunta a que en el año 2050 habrá más residuos plásticos en el océano que cantidad de peces. Lógicamente, ese es un futuro que a nadie le gusta imaginarse por todo lo que implica.

Además de los artículos que hemos mencionado antes también se incluye en esta lista de productos prohibidos los vasos y las clásicas pajitas que se utilizan para beber y aquellos elementos que utilicen plástico de tipo oxodegradable. Estos últimos están en los primeros puestos de gravedad para el medio ambiente debido a un factor clave: incluyen distintos aditivos que acaban dañando aún más los procesos de reciclado posteriores. Por ahora no se han prohibido algunos artículos similares que por no tener todavía una sustitución viable tendrán que mantenerse en circulación. Esto se aplica a los envases que se utilizan en las bebidas a modo de tapa y los recipientes en los que se almacena comida rápida que después no requiere ningún tipo de proceso de preparación. Por ahora la Unión Europea solicita a los países que reduzcan el consumo de estos productos por mucho que aún no hayan quedado prohibidos.

Medio ambiente

Otra medida que ha sido aprobada por el momento es que en 2030 se introduzcan cambios que hagan que las botellas de plástico tengan una mayor cantidad de materiales reciclables. En este caso el objetivo planteado es llegar al 30% como mínimo. También se están proponiendo nuevas medidas que ayuden a que el reciclado de ciertos elementos plásticos que suelen acabar en el mar se produzca de una manera más normalizada. Por ejemplo, se pone el ejemplo de los aparejos de pesca. La Unión Europea es consciente de que lo que hacen los pescadores es, cuando se encuentran en alta mar, tirar estos aparejos una vez ya los han utilizado y no son de utilidad. Pero lo que se propone es que se cambie este modo de actuar y que el equipo de pescadores mantenga los aparejos en el barco hasta la vuelta a tierra y que en ese momento se tome el hábito de entregarlos para su reciclaje.

Por ahora no se plantea una situación optimista que ayude a reducir al 100% la eliminación en alta mar de estos plásticos, pero se espera que al menos se pueda alcanzar el 50% en los próximos años. Todo cambio que se produzca y que ayude a reducir el volumen de contaminación en los océanos y en general en el mundo entero será una buena manera de conseguir seguir apoyando al mundo para que en el futuro la Tierra no se convierta cada vez más en un país inhabitable en el cual las generaciones futuras tengan que lamentarse de las decisiones que se tomaron en nuestra época.

Si bien hay personas que han reaccionado de una manera negativa ante la necesidad de cambiar un hábito que posiblemente practican desde su infancia, es importante que seamos conscientes como sociedad de lo que implican ciertas acciones. También es verdad que los distintos artículos que se están prohibiendo quedan enmarcados en la lógica de que existe un medio sustitutivo para que el efecto no sea negativo para el medio ambiente. Ocurrió lo mismo con las bolsas de plástico de supermercados y tiendas, que dejaron de ser gratuitas y que antes o después dejarán paso a las bolsas de papel que tan necesarias resultan en una sociedad que en ocasiones no es consciente de que “una simple bolsa” puede tener mucha más importancia de la que se imagina.

Aunque puedan parecer decisiones que molestan más que ayudan, en realidad estamos supeditados a que estos cambios introducidos por la Unión Europea den sus frutos y que el trabajo y esfuerzo que se hace desde los países miembros ayude a equilibrar el ecosistema. Sabemos que no todas las personas ni todos los países reman en la misma dirección, pero cuantos más rememos, antes llegaremos a nuestro destino.

Foto: HansMatthewGollop

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...