El mundo artístico es compatible con la ayuda humanitaria

Con una gran carrera a sus espaldas, Shakira también tiene tiempo de dedicar esfuerzo a los más necesitados. Pies descalzos es una fundación que tiene proyectos en Barranquilla, Quibdo y Alto de Cazucá, y cuyo principal objetivo es ayudar a los más pequeños para que tengan una educación. Sin duda, es la mejor manera de combatir la violencia en Colombia, uno de los países con más desplazados del mundo.

La famosa cantante colombiana Shakira es uno de los mejores ejemplos de compromiso y solidaridad dentro del mundo artístico. Es difícil ver gente, en medio de tanta farándula, que se preocupa por los más débiles y por los que menos tienen. De ahí que gestos, como los de la artista nacida en Barranquilla, sean, no sólo elogiables, sino también dignos de difusión. Empezó su carrera muy joven y el éxito no tardó en llegarle. Cuando de verdad empezó a convertirse en un fenómeno mundial, ella lo tenía bien claro: pondría su granito de arena para ayudar a los demás, a la gente de su tierra más indefensa.

La Fundación Pies Descalzos ayuda a los niños más desfavorecidos de Colombia

La Fundación Pies Descalzos surgió en su ciudad natal a finales de los años 90, cuando Shakira apenas contaba dieciocho primaveras. Venía de grabar un disco que la consolidó en las listas de ventas de América Latina y de España –su anterior trabajo, Pies descalzos, que precisamente da nombre a la fundación, supuso, además de un cambio total de estilo con respecto a lo que venía haciendo anteriormente, un éxito rotundo a nivel internacional–. ¿Dónde están los ladrones? fue grabado en 1998 y contenía éxitos como Ciega sordomuda u Ojos así.

Los principales objetivos de la Fundación Pies Descalzos se centran en mejorar la educación, la nutrición y la salud de los niños colombianos. Los programas de apoyo que la organización ofrece van destinados a mejorar la calidad de vida de muchas familias de Barranquilla, Quibdo y Alto de Cazucá. En ellas, la fundación cuenta con cinco escuelas donde más de 4.000 niños “reciben educación, nutrición y apoyo psicológico”. Y es que la violencia en Colombia se ha llegado a convertir en una desgracia constante en la vida de algunas comunidades. Según la Comisión de seguimiento a la política pública sobre desplazamiento forzado (CODHES), Colombia “el segundo país con mayor número de personas desplazadas en el mundo después de Sudán”. Y es que este país sudamericano vive una auténtica crisis humanitaria que ha costado, según los cálculos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), la muerte de más de tres millones de civiles.

Por eso, la mejor solución es la educación al conflicto colombiano. La respuesta de la Fundación Pies Descalzos es clara: “la educación es el motor y la clave para un mundo mejor. Es un proceso que no solo requiere de información, libros y contenido, sino que requiere además de crecimiento social y emocional. Esta es la razón fundamental por la que ayudamos a los niños a ejercer su derecho básico a una educación de calidad, ayudándolos a su crecimiento dentro de la sociedad”.

Foto: Camilo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...