El futuro próximo: pantallas holográficas para evitar infecciones

Las pantallas holográficas van a ocupar el sitio que hasta ahora estaban teniendo las pantallas táctiles en todo tipo de negocios.

Evitar el contacto por todos los medios posibles es lo principal. En estos tiempos de pandemia tenemos que buscar la manera de reducir el contacto que tenemos cuando nos encontramos fuera de nuestro hogar. Ya intentamos utilizar el móvil para todo. Si tenemos que hacer un pago y existe la opción, el sistema contactless es lo más recomendable. Pero esto todavía no se aplica a todas las acciones, actividades ni lugares. Todavía hay muchos momentos en los que tenemos que tocar «algo» con nuestros dedos.

Incluso en las sociedades que tienen más implementado la idea de reducir los contactos a cero, siempre hay situaciones en las que se produce alguno. En especial en esta era en la que nos hemos habituado a usar pantallas táctiles, el contacto es inevitable. Y además, no hay que olvidar que el uso de pantallas táctiles se sigue extendiendo en la actualidad y se va convirtiendo en algo cada vez más extendido. Nos encontramos en un momento en el cual a diario se instalan más y más pantallas táctiles debido a la comodidad que proporcionan y a la forma en la que llevan a que la vida sea más sencilla.

Se presenta la primera gran propuesta holográfica

Pero debido a la situación se ha impuesto la necesidad de buscar alternativas a las pantallas táctiles. Y la propuesta que ha presentado la empresa japonesa Hakuhodo Product resulta de lo más sugerente: pantallas holográficas que flotarán en el aire para que las «toquemos» sin tocarlas.

El resultado, de momento, no son pantallas holográficas impresionantes como las de las películas de ciencia ficción. La tecnología todavía no llega a eso. En realidad no hay muchas empresas que hayan trabajado este campo en los últimos años y eso ha llevado a una falta de avances notoria. Pero en el caso de Hakuhodo, tienen un invento conocido como Air Touch Panel que cumple con la función y que aporta un apoyo importante a lo relacionado con reducir las ocasiones en las que tenemos contacto con pantallas táctiles.

La máquina, la cual podéis ver en la foto, está formada por cuatro piezas. La primera de ellas es un panel que se ocupa de actuar para formar la imagen holográfica. El segundo elemento es un sensor de movimiento. La tercera pieza se encuentra representada por un monitor de vídeo y el último elemento es un ordenador de reducidas dimensiones. En la imagen podéis ver un quinto elemento sin numerar que se trata de la pantalla holográfica que se genera cuando el Air Touch Panel está encendido.

¿Próximamente en las tiendas japonesas?

El pasado día 8 de julio la empresa Hakuhodo comenzó a ofrecer su producto a los comercios y a clientes potenciales que podrían sacarle mucho partido. Las ventajas de su adquisición son notorias, puesto que van a elevar a un nuevo nivel el objetivo de evitar el contacto de los clientes con superficies en las que puedan a llegar a infectarse con el coronavirus o cualquier otro tipo de infección.

En el día a día japonés hay muchas ocasiones en las que interactuamos con pantallas táctiles. Por ejemplo, cuando vamos a una tienda de 24 horas tenemos que pulsar en una pantalla táctil si estamos comprando un producto que solo puedan adquirir mayores de edad. Lo que hacemos es aceptar diciendo que somos mayores de edad y que estamos en nuestro derecho de adquirirlo (el alcohol, por ejemplo). En estas mismas tiendas ocurre cuando vamos a pagar un recibo de la luz, el gas o el agua, y el dependiente nos pone la pantalla táctil con la pregunta de si estamos de acuerdo en el pago, pulsando OK para corroborarlo. Este tipo de situaciones, con una pantalla holográfica, se verían solucionadas.

Hay otros lugares en los que las pantallas táctiles también son frecuentes. Por ejemplo, los karaokes. Cuando nos metemos en una de sus habitaciones solos o con amigos, lo que hacemos es usar unos dispositivos tablet en los que nos movemos entre las canciones y seleccionamos los temas que queremos cantar. Al implementar una pantalla holográfica estaríamos reduciendo de forma notable ese margen de riesgo existente, puesto que por las salas de karaoke pasan a diario decenas de personas y nunca se sabe qué puede ocurrir. Eso por solo mencionar algunos casos posibles, puesto que en salas de cine, bancos, cajeros automáticos o supermercados, la pantalla táctil está muy implementada.

Al cambiar pantallas táctiles por pantallas holográficas, los negocios se verían beneficiados también en consumo de productos de limpieza. Hoy día los empleados de las tiendas limpian de una forma constante las pantallas para evitar riesgos, lo que conlleva un gasto y una inversión de tiempo excesiva por parte de los trabajadores. Con las pantallas holográficas se podría arreglar este problema con facilidad. Por ello no nos deberíamos sorprender si dentro de poco las tiendas japonesas ya han adoptado este tipo de pantallas.

Vía: Hakuhodo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...