El cierre de comedores debido al período estival puede desencadenar una malnutrición

La crisis que vivimos desde hace cinco años, cada vez tiene más efectos sobre la población. Al tremendo paro registrado en nuestro país hay que sumar los numerosos casos de corrupción, el índice de pobreza (que sigue aumentando) y la dificultad de las familias de alimentar a sus miembros…

La ONU sigue muy de cerca la detención del poeta Mohamed al Ajami

Esta última característica es la que más se ha visto incrementada en los últimos meses. Familias que tienen todos sus miembros en paro desde hace tiempo y no pueden alimentar en condiciones adecuadas a sus hijos.

Ante este alarmante indicio de malnutrición, la Plataforma Rural, a Justicia Alimentaria Global, al Observatorio de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (DESC) y a la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ceapa) han lanzado un llamamiento urgente a la ONU para que «tome medidas ante el alarmante incremento de la malnutrición infantil en el España» según han declarado.

Y es que, aunque parezca una característica de país tercermundista, en España, cada vez hay más niños que pasan hambre, y el cierre de los colegios debido a la finalización del curso escolar pone en peligro a muchos niños ya que se acaba la seguridad de que sean alimentados. Por ello este colectivo ha enviado un escrito al relator especial de Naciones Unidas sobre el Derecho a la Alimentación, Oliver de Schutter, denunciando una «realidad del hambre y la subnutrición en España, especialmente grave en la población infantil”, además, afirman que: «miles de niños acuden cada día a los diversos comedores sociales distribuidos por el país”

Apare de la situación de cientos de niños en nuestro país, este colectivo critica la pasividad del Gobierno que no ha realizado, según sus palabras, «ni una sola medida ni una política pública integral a favor del derecho a la alimentación». Es por ello que hacen el llamamiento a la ONU, puesto que muchas veces, Cruz Roja y Cáritas, acaban desbordadas debido a la gran ayuda que prestan.

Aparte de la subnutrición, los expertos en la materia y de las ONG alertan de que la crisis que padecemos genera un riesgo de malnutrición más general. Ya que muchas familias al no disponer de muchos recursos económicos para comprar alimentos optan por comprar los alimentos más baratos, que generalmente son los que más carga calórica tienen, lo que puede ir en detrimento de la salud del niño.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...