Diamantes de sangre

Los diamantes de sangre son aquéllos con los que se financian las guerras en África Occidental como la de Sierra Leona. Los diamantes sirven para comprar armas a otros países, como Liberia. De hecho, existe un proceso penal contra el ex dictador de este país africano por financiar la guerra civil en Sierra Leona entre 1991 y 2001. La ONU ha considerado este tráfico como un atentado grave contra los Derechos Humanos, pues en muchas ocasiones las personas que extraen estos diamantes se encuentran en situación de esclavitud.

Los diamantes están manchados de sangre

En un post anterior hablé sobre las guerras en África Occidental. Mencioné el caso de Sierra Leona, pero no ahondé en él. A continuación os hablaré de la triste historia que hay detrás de un conflicto que dejó a una tierra muy rica en minerales en el caos más absoluto: desolada por la guerra, la pobreza, la falta de recursos, el hambre, las matanzas de civiles, la esclavitud… Es paradójico cómo una tierra tan rica puede llegar a albergar a un país tan pobre. Y es que en la mayoría de los casos, los territorios con unos amplios recursos naturales no disponen de las estructuras económicas y políticas necesarias para una correcta gestión de éstos. El reparto desigual de la riqueza, la corrupción y las bajas expectativas para que la riqueza cree más riqueza son los obstáculos más difíciles de saltar por parte de un país como Sierra Leona.

Financiada gracias a la producción y exportación de diamantes, Sierra Leona ha sido capaz de mantener durante diez años una guerra civil (1991-2001), que aún hoy día tiene consecuencias devastadoras. Sierra Leona es uno de los países más pobres del mundo –por no decir el más pobre–. Estos diamantes son conocidos como “diamantes de sangre”, pues han sido extraídos mediante el uso de esclavos capturados de la guerra. Estas piedras preciosas ayudaban a financiar a grupos rebeldes como el FRU (Frente Revolucionario Unido), un grupo político dirigido por Foday Sankoh que en 1991 se sublevó contra el gobierno, iniciando una guerra civil que ha dejado a miles de muertos y millones de refugiados. La ONU ha sancionado la exportación de diamantes, que en muchos casos se hacía a través del contrabandistas, pues atenta contra los Derechos Humanos.


Seguramente habrás leído hace poco en los periódicos la declaración de la modelo Naomi Campbell, que testificó en la Corte Penal Internacional de La Haya en el proceso que inculpa a Charles Taylor, ex presidente de Liberia, por crímenes contra la Humanidad, tras ser acusado de financiar la guerra en Sierra Leona a cambio de estas piedras. Sin embargo, el problema de los diamantes de sangre es mucho más complejo, pues en este tráfico ilegal participan también compradores que luego actúan en el comercio legal, alterando los precios y obteniendo ganancias de una situación  tan trágica. En el 2006, Edward Zwick llevó a la gran pantalla el tema de los diamantes con los que se financian las guerras en África bajo el título Diamante de sangre, que recomiendo que veas, pues explica muy bien todo lo que hay detrás de este deplorable negocio.

Foto: Fernando en Picasaweb

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...