X

Cumplir los deseos de tus empleados en vez de darles bonus económicos

Motivar a los empleados es imprescindible e influye en gran manera en el buen desarrollo del negocio. Es importante que nuestro equipo esté animado y que tenga un perfil activo a la hora de emprender cualquier tipo de tarea que resulte necesaria. Y para ello no hay que escatimar en medios, en especial si podemos tener ideas originales que les sorprendan. Es por lo que ha saltado a las noticias la empresa Accelerated Partners, que se ha fijado en el ejemplo de otra entidad que ya ponía en práctica esta curiosidad para complacer a sus empleados.

¿Pero de qué hablamos exactamente? Lo que hace el CEO de Accelerated Partners, inspirado en el trabajo de la empresa Appletree Answers, es asegurarse de cumplir 10 deseos de su plantilla como forma de celebrar y bordar el final de un año. Utiliza esta filosofía en sustitución de proporcionar bonus económicos a los trabajadores y aunque habrá quien prefiera el dinero contante y sonante, la práctica le ha demostrado a Accelerated Partners que cumplir deseos es mucho más útil.

');

Cuenta el CEO de la empresa que su objetivo cumpliendo deseos es acercarse más a los empleados y que ellos sientan un mayor vínculo también con la entidad. El trabajo de cumplir estos deseos es superior en exigencias y esfuerzo a dar un bonus económico que no supone ningún tipo de esfuerzo para los responsables de la compañía.

Los deseos cumplidos que se han realizado hasta el momento son de todo tipo. Cuentan desde Accelerated Partners que en una ocasión organizaron un viaje a Grecia para una empleada y su hija, de manera que se pudieron reencontrar con la abuela, a la que hacía mucho tiempo que no veían. Este tipo de acción cala hondo entre los trabajadores, que reconocen a su empresa como una entidad que se preocupa por ellos y que tiene detalles que van más allá de lo meramente laboral. Esto mismo lo vemos en otros ejemplos, como el de una empleada que tenía el sueño de tener una ponencia en una importante universidad y su empresa movió los hilos para conseguirlo.

En otro de los casos la empresa contrató un entrenador personal que puso en forma a un grupo de empleados que solicitó un deseo común de correr una maratón. Este tipo de deseos conjuntos no son habituales, pero ayudan a que la elección de los diez deseos sea más sencilla. Aún solo eligiéndose diez deseos al año los empleados de Accelerated Partners afirman que no hay malos sentimientos si sus deseos no son elegidos. Al fin y al cabo, solo tienen que esperar un año para tener otra oportunidad de que su deseo sea elegido.

Foto: kaboompics