Cruz Roja pide al régimen sirio que respete el Derecho Internacional

La crisis humanitaria desatada en Siria se sigue cobrando víctimas. Fuentes de Naciones Unidas hablan de más de un millar de muertos y de 10.000 detenidos desde que comenzaron las protestas, mientras que el Comité Internacional de la Cruz Roja ha vuelto a denunciar la falta de acceso a la zona.

Casi tres meses después de comenzasen las revueltas en Siria, la crisis humanitaria en el país sigue su curso y la violencia sigue siendo la nota dominante en la sociedad. Así, no es extraño que el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) haya vuelto a condenar estos días la violenta represión de las manifestaciones pro democracia por parte de las fuerzas de seguridad y que distintas ONGs hayan pedido al régimen sirio que permita acceso a esta organización para atender a las víctimas.

A través de un comunicado, el CICR ha explicado que «deplora profundamente la pérdida de vidas y las heridas resultantes de la actual violencia en Siria y solicita que se le conceda acceso inmediato a todos los afectados, en particular las personas que han sido arrestadas o detenidas».

La población civilo siria, la más castigada por las protestas.

El presidente del Comité, Jakob Kellenberger, explicó que «pese a las reiteradas solicitudes formuladas a las autoridades sirias, no se ha concedido acceso efectivo a las personas necesitadas». «Estamos decididos a prestar asistencia a las personas que afrontan los efectos de la violencia. Y estamos decididos a visitar a las personas que han sido detenidas», señaló.

«La asistencia humanitaria vital debe llegar a las personas vulnerables sin demora alguna», defendió Kellenberger. Y es que, según las cifras manejadas por la ONU la represión del Gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad, ya se ha cobrado la vida de más de 1.100 personas y otras 10.000 han sido detenidas por las fuerzas de seguridad del régimen desde que las protestas comenzaron en marzo.

«Estamos preparados para desplegar a nuestros colaboradores en las zonas afectadas para proteger y asistir a las personas necesitadas», señaló Kellenberger. «Reiteramos nuestra solicitud de acceder a todas las personas detenidas a fin de evaluar sus condiciones de detención y el trato que reciben, y compartir nuestras conclusiones en forma confidencial con las autoridades competentes. Estoy dispuesto a viajar a Siria en persona para dialogar con las autoridades«, añadió.

Durante el mes pasado, el CICR, junto con la Media Luna Árabe destacada en Siria, realizó varias visitas a las localidades de Deraa, uno de los focos de las protestas, Tartous y Homs. «Sin embargo, en estas limitadas visitas, resultó difícil obtener un panorama completo de la situación sobre el terreno y de la magnitud de las necesidades humanitarias«, denunció Kellenberger.

Por ello, desde Cruz Roja se ha vuelto a pedir al régimen sirio  que “cumpla con el Derecho internacional a la hora de restablecer el orden público y efectuar detenciones.

Imagen: Flickr por Martinvasavsky

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...