Coronavirus, periodismo y quienes se olvidan de la ética

El periodismo se olvida de la ética aprovechando el tirón del coronavirus como forma de atraer más suscripciones.

old-newspaper-350376_1280

Desde que ha comenzado la cuarentena debido al coronavirus hemos empezado a ver cómo los periodistas de nuestro país sacan a relucir sus mejores armas. Y esto deriva en que los periódicos estén en batalla constante para ganarse la atención de los lectores. Algo que, en cualquier caso, ahora no resulta complicado, dado que todo el mundo tiene tiempo de sobra de leer todos los periódicos que quiera. Y por otro lado, el público está hambriento de nueva información, por lo que lo habitual es saltar de una publicación a otra leyendo todo lo que podamos y viendo todas las fotos que nos encontremos.

Ahora bien, el tema que queríamos debatir es el de la ética de querer lucrarse e impulsar tu negocio, en este caso tu periódico, gracias al coronavirus. En tiempos recientes se ha impuesto la tendencia de la suscripción. El modelo de suscripción va a ser lo que permita que las publicaciones de calidad, las que escriben para quienes buscan lectura de calidad, puedan mantenerse con vida en los años próximos. Porque en términos globales el periodismo online ha cambiado mucho y no solo entre periódicos. Para vivir del click, de la cantidad de lecturas y visitas, los editores tienen que tomar decisiones que no siempre son fáciles y en ocasiones dejarse llevar demasiado por el clickbait, un fenómeno que sigue sin desaparecer.

Con un modelo de suscripción esto cambia, dado que el ingreso ya se produce de una forma distinta y se puede concentrar la calidad periodística en crear buenas historias. Explicado esto, lo que veníamos diciendo antes es que lo que no nos parece nada bien es que se utilice la excusa del coronavirus como forma de potenciar el volumen de suscripciones.

Hay al menos un gran periódico de nuestro país que está abusando de ello sin ningún tipo de pudor. Todas las noticias que publica más llamativas, originales o que al menos representan una vuelta de tuerca más allá de las críticas al señor Simón, están tras la pasarela de pago, lo que significa que no las podemos leer si no nos suscribimos. Y eso está llevando a que muchas personas se sientan presionadas para suscribirse y pagar si quieren leer esas noticias. Publicaciones que quizá antes o después llegan a otros medios, y que hay que reconocer que en una gran parte de los casos son muy buenas historias, pero que no justifican que la directiva del periódico esté presionando así a los lectores.

Algunos de los fieles lectores de esta publicación ya le han hecho ver a los encargados del periódico, a través de comentarios en noticias libres, que les parece muy mal que estén limitando el acceso a la información sobre un tema tan delicado como este. Y nosotros tenemos que coincidir con estas críticas. Porque en un momento en el que todo el mundo está remando al mismo tiempo para poder superar la cuarentena y derrotar al virus, es realmente frustrante que haya algunas entidades que lo que ven en la situación es una oportunidad de obtener ganancias y de mejorar la reputación de su negocio sacándole el dinero a los lectores.

man-4144049_1280

Empresas de todo tipo de estilos están liberando su contenido de manera gratuita a través de la red. Es posible encontrarse con libros, series, películas, juegos, cómics y todo tipo de elementos de forma gratuita. Esto está ocurriendo en todo el mundo, no solo en España. Las empresas saben que tienen un compromiso social y que su papel en esto se puede llevar a cabo de una u otra manera, pero siempre buscando una manera de apoyar a los ciudadanos. Si una editorial libera determinados libros para que los podamos leer gratis es porque quieren darnos diversión sin gastar dinero. Y lo mismo podemos decir de empresas de cine, televisión o videojuegos. Todo el mundo, todas las empresas y todos los organismos están dando lo mejor de sí mismos porque son conscientes de que estamos pasando por un momento muy duro en el cual nos tenemos que ayudar los unos a los otros.

Por ello, lo mínimo que podrían haber hecho las publicaciones que ofrecen este tipo de contenido bajo suscripción es reducir la cantidad de publicaciones, parar el cobro de la suscripción para los usuarios que ya están suscritos, ofrecerla gratuitamente a todo el mundo durante las dos semanas de la cuarentena o buscar alternativas que no nos hagan sentirnos preocupados por tener que pagar un extra para leer noticias que ahora mismo resultan imprescindibles. Ya habrá momento de volver a hacer negocio, de reactivar el trabajo al máximo para hacer caja y en ese momento no hay ninguna duda de que los ciudadanos van a recordar cuáles son las empresas que han arrimado el hombro y cuáles son las que se han aprovechado de la situación de mala manera. El karma lo pone todo en su sitio antes o después.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...