Como ser solidarios desde las artes escénicas

Una función distinta a la del circo. Una formación exhaustiva. Una modalidad creativa de acompañar y regalar alegría a niños hospitalizados y sus familiares, o personas en situación de emergencia o exclusión: los payasos salen al encuentro de un público particular.

Cuando aparece un payaso se dibuja una sonrisa casi en forma automática, tanto en adultos como en niños como en personas mayores. Una excelente idea, poner al servicio de la acción solidaria estas artes que, al ser tan bien recibidas, logran llegar a lo más profundo del corazón.

Payasos sin Frontera (PSF) es una asociación humanitaria creada por artistas de distintas partes del mundo. Su función es mejorar el estado emocional y psicológico de los refugiados y personas, sobre todo niños, que se encuentren en zonas de conflicto y exclusión social, o estén en situaciones de emergencia o catástrofe. En algunos casos se ocupan de sensibilizar y provocar, creando una voz de defensa o denuncia dentro de los ámbitos civiles. Lo hacen través de la risa y el humor. Utilizando la ironía, el absurdo, la burla, los gags, la sonrisa, producen un acercamiento con las personas, y a partir allí trabajan.

Desde su página, http://www.clowns.org, promueven la acción, la adhesión, reciben el aporte de todo aquel que quiera colaborar. En su editorial Pepe Viyuela (ex-presidente de PSF), profundiza sobre el instrumento que los hace exitosos: la risa, una onomatopeya descargada de un significado concreto, muestra directa de un estado de ánimo. La risa que pude hacer de quien la practica una persona poco “seria” y quizá de poco “tener en cuenta“. Expresiones como “seamos serios”, “no es cosa de risa”, “hay que tomarse las cosas en serio”, invitan constantemente a pensar que lo serio es lo correcto, mientras que aquello que mueve a risa es frívolo y puede que también incorrecto.

La risa y el humor son elementos que propician la comunicación y la autocrítica, ambas tan necesarias en un mundo en que todos parecemos empeñados en llevar razón. Siendo ese afán por tener “la razón” el que nos suele llevar a enfrentarnos por poseerla.

La risa y el humor desbloquean y acercan, una sonrisa es el camino más corto entre dos personas y, a la vez, puede llegar a ser un buen camino para conocernos a nosotros mismos.

Apelando a idénticos recursos, otra ONG destaca en actividades para niños por medio de payasos: PayaSOSpital ha sido concebida para estimular y alegrar a los niños y niñas hospitalizados por cáncer y otras enfermedades graves, con payasos profesionales especialmente formados para realizar esta actividad. Es una ONG valenciana que lleva varios años arrancando sonrisas e ilusión a los niños ingresados en centros hospitalarios. Los payasos, gracias a sus disfraces, a sus bromas y chistes, consiguen que los niños olviden por un rato sus dolores y preocupaciones, y logran atraer su atención.

Intentan contribuir a la mejora de la calidad de vida de estos pequeños y sus familias, ayudándolos a soportar mejor las estadías hospitalarias, desdramatizando el entorno médico y ofreciendo momentos de relax y distracción, a través del humor, la risa y la fantasía.

Realizan visitas periódicas en cinco hospitales de Valencia, Alicante y Castellón, de manera que con su actividad, prácticamente se han incorporado al servicio de pediatría de dichos hospitales.

Los artistas son formados especial y específicamente por la asociación, por las características particulares de su público. Reciben también el apoyo y la colaboración de médicos y psicólogos de los hospitales.

La intervención es muy cuidada, generalmente en parejas de payasos, integrando a familiares, médicos y personal todo del hospital, y respetando la individualidad de cada niño para participar en forma activa o como meros espectadores, de acuerdo a lo singular de cada caso. Estudian el perfil de cada paciente y cada familia, para poder luego adaptarse a sus necesidades propias. Cada uno de ellos ha recibido a su vez una preparación especial, ya que ser payaso de hospital dista mucho de ser un payaso de los de toda la vida. Hay que tener mucho tacto, guardar un estricto código deontológico y, cómo no, gozar de la capacidad de hacer reír a un niño enfermo que pasa demasiado tiempo fuera de su casa.

Al finalizar la actuación, los payasos realizan un registro interno de los datos relevantes y de lo ocurrido en el “cuaderno de hospital”. Este sirve como prólogo de trabajo para la pareja de payasos siguiente; y es un documento confidencial imprescindible para la metodología de intervención, nada improvisada por cierto.

PayaSOSpital realiza campañas de comunicación e información, con las que sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad de la risa y el humor en el ámbito hospitalario.

Si tienes vocación, los cursos que imparte PayaSOSpital, proponen una manera diferente de acercarse a este peculiar personaje, el payaso de hospital. Las personas que participen estarán colaborando con el programa de visitas a niños enfermos que realiza esta ONG en los hospitales de Valencia, Alicante y Castellón. Para más información: 902 501 006, http://www.payasospital.org, email:info@payasospital.org

Y las propuestas se van recreando, se van enriqueciendo, van generando diversidades a partir del crecimiento de ideas anteriores que se multiplican… Otro grupo de gente payasesca que transita los mismos objetivos: los Xaropclown. Con una modalidad similar a los PayaSOSpital, trabajan apelando a la capacidad curativa de la risa, ayudando al niño hospitalizado a combatir el estrés, la ansiedad y el sufrimiento. La idea es ofrecer tanto a niños como a familiares, acompañantes y personal médico, el humor como un medio que contribuya a desdramatizar las situaciones que se puedan dar en el entorno hospitalario.

La posibilidad de ayudar, a solo un clic: https://www.xaropclown.com/es/soci.html.


Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...