6 de febrero, Día Internacional contra la Mutilación Genital Femenina

El pasado 6 de febrero se cumplió el Día Internacional contra la Mutilación Genital Femenina. La ablación del clítoris es una práctica muy extendida por algunos territorios de África y Asia. Con motivo del Día Internacional contra la Mutilación Genital Femenina, la ONU ha emitido un comunicado pidiendo a los Estados y ONGs que sigan insistiendo en la lucha contra esta aberración. A pesar de que en muchos países se ha ilegalizado, su práctica se sigue acometiendo, causando graves daños a millones de mujeres.

El pasado 6 de febrero se cumplió el Día Internacional contra la Mutilación Genital Femenina. La ablación del clítoris es una de las mayores aberraciones de la Humanidad. Aunque no se sabe muy bien de dónde y desde cuándo se realiza este terrorífico ritual, actualmente se puede constatar que su práctica se extiende a una gran parte del territorio africano, Asia, América, incluso zonas de Australia y Europa. A pesar de que quienes la practican la defienden aduciendo que forma parte de una cultura o religión, lo cierto es que ni las religiones islámicas ni cristianas lo permiten (la ablación es una costumbre practicada indistintamente por musulmanes, cristianos, y animistas).

Las mujeres africanas son las principales víctimas de la ablación

Según la Directora Ejecutiva del UNFPA, Thoraya Obaid, y la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, entre 120 y 140 millones de mujeres han sido víctimas de esta mutilación, por no decir que más de tres millones de niñas se encuentran cada año en posición de engrosar las listas de mujeres mutiladas. En la actualidad, estas dos organizaciones internacionales están desarrollando programas dirigidos a la lucha contra la ablación genital. Para ello es fundamental el apoyo de la sociedad, de políticos, de líderes religiosos y de asociaciones de médicos, entre otros, para que se erradique de una vez por todas esta práctica.

En este sentido, cabe destacar la actuación de voces públicas como la de la ex modelo somalí, Waris Dirie, que fue víctima de una infibulación (extracción agresiva que consiste en la extirpación del clítoris, y los labios mayores y menores). Como embajadora de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Dirie ha conseguido que se ilegalice esta práctica en algunos países de África. Sin embargo, las leyes en el continente africano, en la mayoría de las ocasiones, son en balde, ya que la mutilación femenina se sigue practicando.

Recientemente, la ONU ha emitido un comunicado en el que lamenta que se siga practicando la ablación y, haciendo referencia al 5 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y al artículo 7 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, “donde se proclama que nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes”, se pide que se erradique por completo. En este sentido, “hace un llamamiento a todos los Estados interesados para que intensifiquen sus actividades de sensibilización y movilización de la opinión pública nacional respecto de los efectos perjudiciales de todos los tipos de prácticas tradicionales nocivas, especialmente mediante la educación, la información y la capacitación, a fin de erradicar por completo estas prácticas”. Y además,pide a todas las ONG que se ocupan de los problemas de la mujer que sigan dedicando parte de sus actividades al estudio de las diversas prácticas nocivas y de los medios para erradicarlas, y que informen a la Relatora Especial sobre cualquier situación que merezca la atención de la comunidad internacional”.

Foto: ctsnow

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...