350: el número más importante del planeta

Una campaña para despertar conciencia sobre la necesidad de solucionar la crisis del cambio climático en el mundo. La cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera no debe exceder a 350 partes por millón, para no causar daño al planeta.350 se convierte así en el número que representa un límite seguro para el medio ambiente.

Muchos lo definen como un proyecto artístico de colaboración internacional. Se trata de una campaña que propone trabajar para la solución de la crisis del cambio climático en el mundo. Según estudios científicos, la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera no debe exceder a 350 partes por millón, para no causar daño al planeta.350 es, pues, el límite seguro para el medio ambiente.

El cambio climático es el problema ambiental más grave al que se enfrenta la humanidad. El clima siempre ha variado; el problema del cambio climático es que en el último siglo el ritmo de estas variaciones se ha acelerado de manera anómala, a tal grado que afecta ya la vida planetaria. Lo provoca el hecho de que el ritmo de emisiones de gases de efecto invernadero es muy superior a la capacidad de los ecosistemas para absorberlas.

El efecto invernadero es un fenómeno natural que permite la vida en la Tierra. Es causado por una serie de gases que se encuentran en la atmósfera, que hacen que parte del calor del sol que nuestro planeta refleja quede atrapado, manteniendo la temperatura media global en +15º centígrados, favorable a la vida, en lugar de -18 º centígrados, que resultarían nocivos.

El principal gas de efecto invernadero resultante de las actividades humanas es el CO2, que llega a la atmósfera tras la quema de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural), la deforestación y los cambios de uso de la tierra. Existe una relación directa entre el calentamiento global o cambio climático y el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero, provocado principalmente por las sociedades industrializadas.



La comunidad científica internacional ha alertado: si el desarrollo mundial, el crecimiento demográfico y el consumo energético basado en los combustibles fósiles, siguen aumentando al ritmo actual , antes del año 2050 las concentraciones de dióxido de carbono se habrán duplicado con respecto a las que había antes de la Revolución Industrial. Esto podría acarrear graves consecuencias para la vida.

El Dr. James Hansen, de la NASA (la Agencia Espacial de los Estados Unidos), es pionero en la investigación sobre el calentamiento global. Fue la primera persona en declarar ante el Congreso de los Estados Unidos en 1988 que el calentamiento global era real. Él y sus colegas han utilizado la observación del mundo, la simulación por ordenador y la gran cantidad de información existente sobre climas ancestrales para calcular qué cantidad de carbono es peligrosa para la atmósfera. Sus análisis han sido elogiados por otros científicos y por expertos, como el ganador del Premio Nobel Al Gore.

El planeta sigue estando en zona de riesgo porque hemos emitido demasiado carbono a la atmósfera y ya estamos comenzando a ver indicios de graves problemas, tales como masas de hielo que se derriten o la rápida propagación de la sequía. Tenemos que luchar por volver a la zona segura lo antes posible. Se intenta, para ello, despertar conciencia sobre la importancia de reducir rápidamente las emisiones de carbono. Las Naciones Unidas están elaborando un tratado que debería terminarse en diciembre de 2009 en una conferencia en Copenhague, Dinamarca. Sin embargo, los planes actuales en relación al tratado no son lo suficientemente contundentes como para devolvernos a la zona segura. Este tratado debe establecer un precio para el carbono que sea lo suficientemente alto como para que dejemos de utilizarlo con tanta frecuencia.

Con la campaña 350 se busca proyectar un foco de atención sobre el trabajo que están haciendo las organizaciones ya existentes, conectando todos los esfuerzos para crear un único y enérgico llamamiento a la acción, un llamamiento internacional, científico y específico.

“Al crear este movimiento queremos mostrar que en toda la faz de la Tierra, desde el pueblo más pequeño hasta la oficina gubernamental más importante, somos conscientes y nos preocupa lo que el número 350 representa, tanto científica como estratégicamente”, dicen.
Los organizadores proponen llevar el número 350 a todos lados, “Queremos que este movimiento crezca enormemente en los próximos meses y sabemos que sirve de gran inspiración ver todo lo que otras personas ya están haciendo”, explican.

La página web 350.org ofrece enviar postales para compartir la información y difundir la campaña, colaborar con la traducción de textos de la iniciativa para que esté disponible en todos los países del mundo, y también elaborar nuevas propuestas artísticas y de difusión.

Se han hecho camisetas, colchas, cuadros, fotografías e, incluso, coreografías de danza sobre 350, pero la campaña está abierta a todas las creaciones a que de lugar. En la galería de arte de 350.org hay más producciones, y proponen armar la tuya.
350 es traducible en muchos idiomas, de hecho los números son un de los pocos elementos que se reconocen en cualquier parte del mundo. Además, 350 nos dice lo que tenemos que hacer. Es el número más importante del planeta. Indica el camino para lograr un mundo muy diferente, un mundo que evolucionaría del combustible fósil barato utilizado en el pasado hacia una tecnología más razonable, comunidades más interrelacionadas y una sociedad internacional más justa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...