Los robots de Amazon tardarán una década en reemplazar a los humanos

Los humanos seguirán trabajando en los almacenes de Amazon como fuerza principal al menos durante 10 años.

robots en almacén

Hay muchas personas que están preocupadas por si los robots de Amazon les terminarán quitando el trabajo en los almacenes. Se ha hablado de ello repetidamente y al final la idea se te mete en la cabeza y es inevitable comenzar a pensar que nos podemos ir al paro porque nuestro puesto lo vaya a ocupar una máquina, con la cual la efectividad puede ser superior y los costes menores. Pero por suerte, según dice Scott Anderson, que es el director de robótica en Amazon, esto no ocurrirá al menos como poco hasta dentro de una década.

¿El motivo? La tecnología todavía no está lista. Dice Anderson que los robots que se utilizan en la actualidad están “muy limitados”, por lo que es imposible que en poco tiempo vayan a estar en posición de quitarle el trabajo a los empleados humanos. El día en el que los almacenes estarán totalmente automatizados llegará, porque eso no es algo que Anderson quiera ocultar, pero de momento los profesionales que hacen su trabajo allí tienen el puesto asegurado.

No obstante, es justo decir que la preocupación es lógico que siga existiendo, porque una década es más bien un periodo de tiempo reducido. Es tiempo relativamente justo para que estas personas vayan empezando a pensar en la búsqueda de otro puesto en un tipo de negocio y empresa que no tenga ese mismo plan de futuro. Pero diez años pasan volando.

La única nota positiva de todo ello es que estamos viendo cómo recientemente las grandes empresas empiezan a retroceder un poco, al menos ligeramente, en sus planes de automatización. Hasta hace uno o dos años las grandes entidades habían enloquecido acerca de este concepto y era como si disfrutaran pensando en el día en el que no hubiera personas en sus fábricas, almacenes y centros. Ahora comienzan a ver que quizá se han adelantado y que han cometido un error con ese tipo de punto de vista. Lo vemos en Tesla, que recientemente reconoció haber confiado en exceso en la automatización y ha contratado de nuevo a multitud de personas para que trabajen en sus cadenas de producción. No solo eso, sino que han manifestado los grandes beneficios que tiene que haya más personas trabajando que máquinas (al menos de momento defienden esa idea).

reemplazar a los humanos

Los robots que hay en los almacenes de Amazon actualmente tienen pocas funciones, dado que ni siquiera pueden agarrar objetos de papeleras sin producir daños a estos productos. No pueden sujetar varios objetos a la vez ni optimizar el rendimiento de una manera flexible como hacen los humanos. Es decir, no son tan útiles como cabría imaginar. Y hay departamentos en los que la presencia de los robots ni siquiera se visualiza en la actualidad. Por ejemplo, el departamento alimenticio de Amazon ve complicado introducir a robots que se ocupen de elaborar los pedidos de los clientes. ¿El motivo? Un robot no puede valorar ahora mismo la calidad de, por ejemplo, la fruta. Si un cliente quiere las mejores manzanas, melones o sandías, ¿cómo se asegura de que el robot vaya poder elegir la mejor pieza o enviarle una que ya esté pasada? Eso es algo que tienen que hacer las personas cuyos conocimientos y experiencia les convierten en los empleados ideales.

Es posible que en el futuro la robótica haya mejorado hasta un nivel en el cual esto sea posible. No nos cerramos a esta idea porque sabemos que todo es posible a la vista de cómo está avanzando la tecnología y de los grandes cambios que se están produciendo. Posiblemente los robots de los almacenes necesitan inteligencia artificial para ser capaces de aplicar estos conocimientos y manera de actuar a la elaboración de pedidos. Llegará el día en el que esos robots tengan ese nivel de inteligencia artificial, ¿pero qué costes supondrá contar en la plantilla con robots tan inteligentes? ¿será rentable para las empresas o resultará más lógico seguir apostando por personas?

Hoy por hoy, como decimos, tenemos al menos 10 años de margen para que Amazon introduzca este cambio en el planteamiento de sus almacenes y que apueste definitivamente por la robótica. Y al mismo tiempo, está claro que al menos hasta dentro de, digamos, 40 o 50 años, serán muchas las empresas más pequeñas que Amazon o simplemente más tradicionales en su forma de pensar, que continuarán trabajando con personas y que no actualizarán sus almacenes con robots. Todo acabará llegando en un progresivo cambio de la sociedad, pero posiblemente la generación actual y la que venga después no tendrá que preocuparse de si un robot con resplandeciente carcasa le acaba quitando su puesto de trabajo. Respiremos tranquilos porque a la robótica le queda mucho tiempo para acabar convirtiéndose en el mayor enemigo de los humanos. Y esperemos que en ese momento todo ocurra de manera suave y sin conflictos.

Foto: jarmolukTheDigitalArtist

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...