Las mejores maneras de mantener motivado a tu equipo

Te damos algunos consejos que te ayudarán a motivar más a tu equipo y que así la empresa funcione a pleno rendimiento.

Las mejores maneras de mantener motivado a tu equipo

Si estamos al frente de un negocio que cuenta con su propio equipo sabremos que siempre tenemos que hacer todo lo posible para mantener la unidad y que al mismo tiempo todo el mundo se encuentre motivado. Por ello conocer formas de aportar motivación extra a los empleados es fundamental si queremos que el negocio prospere y que todo avance de una manera positiva. No obstante, en ocasiones es difícil conseguirlo y necesitamos apoyo para lograrlo. Nosotros os vamos a dar una serie de consejos que os ayudarán en el proceso y que aplicándolos conseguiréis que la plantilla esté más motivada, lo que se notará de forma muy positiva en el desarrollo del negocio.

Habla con tu equipo

No eres un fantasma y no deberías intentar serlo. Haz que tu presencia cuente. Muestra respeto por tus empleados y ellos se sentirán mejor en su entorno de trabajo. Aunque a ti te pueda parecer que un simple «buenos días» no es nada, en realidad puede ser algo que ayude a marcar la diferencia. En cuanto te encuentres más cómodo comunicándote, poniéndonos en el caso de que sea algo que no haces a menudo, puedes profundizar y entablar conversaciones breves preguntándoles a tus empleados por sus fines de semana y por otros factores irrelevantes, pero con los que demostrarás tu interés hacia ellos.

También tienes que escuchar

Tan importante como hablar es escuchar. Eso es algo que aprendemos a lo largo de la vida en tantas situaciones que tenemos claro que con ello no nos podemos equivocar. Escuchar a tus empleados ayudará a que les hagas ver que les entiendes, que estás pendiente de ellos y que sus opiniones importan. También es la mejor forma de comenzar a ganarnos la confianza de empleados con los que quizá no tenemos una buena relación. Escuchando es posible que consigamos solucionar el problema que está restando moral a nuestro equipo y que podamos arreglar las cosas para que todo vaya mejor en poco tiempo. Pero en cualquier caso, recordemos que escuchar no se trata de ser pesado e intentar que nos hablen. Todo tiene que producirse de una manera fluida.

Haz que cada persona cuente

Tenemos la costumbre, porque se nos ha instruido así, a valorar y celebrar el éxito de todo el equipo al conjunto. Se trata de algo positivo que siempre hay que hacer y no olvidar. Trabajar en equipo es algo muy valioso y conseguir logros en equipo también. Pero no hay que olvidar la importancia que tiene cada persona y la forma en la que debemos hacérselo saber. Porque en ocasiones cuando celebramos las victorias en equipo, hay personas que no reciben el mensaje con la intención de orgulloso y satisfacción general con la que lo estamos entregando. Sentimientos negativos, poca autoestima y otros factores pueden hacer que algunos individuos no sientan que tengan importancia en el equipo e incluso que aún con las victorias grupales se sientan poco útiles. Por ello siempre hay que felicitar individualmente, sin olvidarse de hacer piña y equipo, pero dándole a cada persona la atención personalizada que merecen.

Además, como líderes es tarea nuestra repartir tareas en las que cada empleado pueda brillar de una forma significativa. Cuando hagan un trabajo que encaje en su capacidad y conocimientos será más fácil que se sientan realizados y que todo fluya de una manera positiva.

brainstorming

Ayuda a desarrollar nuevos objetivos

Cada vez más nos encontramos en una sociedad en la cual las personas no se quieren quedar estancadas. Ha pasado mucho tiempo desde el día en el que un trabajador soñaba con hacer lo mismo el resto de su vida hasta jubilarse. Ahora se vive el trabajo de una forma distinta y todo el mundo aspira a llegar más lejos, y no se trata de algo meramente movido por el afán de tener un sueldo mayor. Lo que buscan las personas es realizarse, tener un crecimiento, avanzar, sentir que el camino no se ha terminado, sino que todavía sigue con nuevas aventuras que descubrir y realizar.

Nosotros podemos ocuparnos de facilitar que los empleados exploren estas nuevas posibilidades e intereses, dando soporte a cursos y formación o incluso a un cambio de puesto para que puedan poder realizar el siguiente paso de sus carreras con un poco de apoyo. Nunca se sabe cómo terminará, pero la historia nos ha demostrado que hay muchas personas que dieron el salto y abandonaron la comodidad del status quo y a partir de ese momento le dieron al mundo lo mejor de sí mismos.

Relaja el ambiente

Que los empleados se concentren es importante, pero si creamos un ambiente demasiado tenso vamos a producir un efecto contrario al que nos gustaría tener en la oficina. Siempre decimos que es recomendable el equilibrio en todos los niveles y este es otro de esos ejemplos donde se aprecia de una forma clarísima. Para intentar relajar el ambiente deberíamos introducir algún tipo de distracción en la oficina. Pero una distracción que como tal lo que hará será relajar a los miembros del equipo, aportarles un espacio de dispersión y ayudarles a retomar después el trabajo incluso con más energía de la que tenían antes. Esto ayudará a reducir el estrés y a mantener una mejor motivación.

El tipo de distracción por el cual optemos quedará en nuestra mano, dado que lo ideal sería que pensáramos algo que encajara bien en nuestra filosofía o nuestro negocio. Si no hay nada que tenga cierto sentido podemos optar por las opciones más frecuentes, como es el caso de las mesas de ping pong, los futbolines, los billares, una consola de videojuegos o una máquina recreativa de tipo retro, entre otras posibilidades.

opiniones

Haz que tengan más peso en la empresa

Un buen brainstorming en el cual reunamos ideas de todos los empleados y que incluso lleve a que pongamos en práctica algunas de ellas hará que estos se sientan más implicados en la compañía. Se trata de que vean que todas las personas que trabajan en la empresa tienen voz de una manera en la que sus ideas puedan ser escuchadas y quizá aplicadas si resultan interesantes. Esto evita que los profesionales que trabajan en la empresa sufran aislamiento y crean que solo están siendo utilizados como mano de obra para el desarrollo de las ideas de personas que están por encima de ellos.

Aplaude el buen trabajo

Hay líderes que tienen la mala costumbre de aplaudir y felicitar cualquier movimiento que hagan sus empleados. Hasta si van al baño y salen con rapidez después de haber orinado, para ellos es algo digno de felicitación. En este tipo de situaciones lo que ocurre es que la felicitación pierde tanto valor que acaba siendo similar a que no hubiéramos dicho absolutamente nada. Por eso hay que felicitar, pero en el nivel de lo comprensible y de la lógica. Otros jefes lo que hacen es no felicitar nunca por medio a que sus empleados «se lo crean» y reduzcan su rendimiento porque se pongan cómodos. Ni un punto de vista es correcto, ni tampoco el otro. De nuevo, lo que tenemos que hacer es buscar el equilibrio. Felicitemos cuando de verdad haya que felicitar y esto hará que los empleados, que saben perfectamente cuándo han hecho un trabajo excelente, se motiven más porque verán que realmente hay alguien que está valorando el esfuerzo que realizan.

Fomenta el trabajo en equipo

Puedes organizar una capea como en empresas de corte más tradicional, una batalla de paintball como se puso de moda hace más de una década o haciendo cualquier otra cosa que se te ocurra. Ahora mismo hay ideas fantásticas de team building que utilizan herramientas y apps online y que no requieren mucha inversión. La idea es que hagamos que el equipo tenga una relación más cercana y que se lleven mejor para que todo fluya de una forma más conveniente. No es difícil conseguirlo, pero tenemos que poner de nuestra parte.

equipo trabajando

Soluciona problemas

En ocasiones hay discusiones, malentendidos y cualquier tipo de problema en la empresa. Nosotros, como líder, nos tenemos que ocupar de solucionarlo, en especial si alguno de los empleados se está viendo afectado de una manera psicológica o personal por lo que ocurre. Tenemos que poner las cosas en orden sea como sea para que absolutamente todos los miembros del equipo trabajen en armonía y que no haya ningún problema que haga que la moral de alguien se vaya reduciendo a medida que pase el tiempo. Hay que luchar por tener una empresa en la cual todo el mundo está feliz por comenzar un nuevo día y donde nadie tiene problemas en llegar al trabajo por las mañanas. A veces se nos pasan cosas que ocurren a nuestro alrededor y que son claras para los miembros del equipo, así que tenemos que esforzarnos para que esto no nos ocurra.

Sé más flexible

Podemos estar acostumbrados a trabajar de una manera y que hayan unas reglas estipuladas en el organigrama de nuestra empresa. Pero quizá hay alguien que esté pasando algún tipo de apuro y que se encuentre con la necesidad de un pequeño cambio en esa dinámica. Quién sabe, podríamos resolver el problema de un empleado si habláramos con él y organizáramos que durante unos días o semanas trabajara desde casa en vez de tener que ir a la oficina. No sería tan grave si lo gestionamos de manera adecuada y estaríamos resolviendo el estrés y los dolores de cabeza de este trabajador. A veces este tipo de cambios pueden ser difíciles de aceptar y afrontar en la empresa, pero al hacerlo quizá estemos evitando consecuencias mucho peores, como que el estrés constante lleve a que el empleado en cuestión tenga que coger una baja. Todo se trata de ver hasta dónde podemos llegar sin que la situación se convierta en un problema para nosotros.

Foto: Free-PhotosFree-Photos889520mohamed_hassan

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...