La importancia de un líder como Elon Musk para lo bueno y para lo malo

El líder de la empresa acaba repercutiendo de forma muy directa sobre los empleados, tanto de manera positiva como negativa.

CEO de una empresa

Elon Musk se encuentra en la misma categoría en la que estuvo Steve Jobs en lo relacionado con el análisis del líder una compañía. Son genios, personas con grandes ideas que pueden hacer que sus empresas alcancen los niveles de éxito más elevados de la historia. Pero al mismo tiempo son personas, humanas, con defectos, con características que pueden afectar a quienes están a su alrededor. Por eso en ocasiones el líder termina siendo tan positivo como negativo para la relación que tiene con sus empleados.

Bien es sabida la relación que tenía Steve Jobs con algunos de sus empleados más cercanos. No los trataba precisamente de una manera amable, pero tenía ideas que a nadie se le ocurrían y sabía cómo presionar a su equipo. Al final los resultados eran los deseados y Apple vencía por ello. En su momento hubo muchas personas que abandonaron a Jobs por su carácter y forma de trabajar y ahora es algo que también le está ocurriendo a Musk.

Elon Musk, genio de Tesla y visionario que posiblemente tenga la clave del futuro, no es un personaje al que sea fácil convencer de nada. Por eso ha tenido roces con empleados ilustres como Chris Lattner, que después de un sonoro fichaje dejó la empresa medio año después.

El caso de Chris Lattner es el más conocido, pero no el único. En la situación de Lattner la sorpresa cuando se anunció su marcha de la empresa fue mayúscula. Elon Musk le había “robado” de los laboratorios de Apple, donde la compañía suele buscar a sus ingenieros. Cuando Musk contrató los servicios de Lattner no se dio cuenta de que el diseñador ya tenía una serie de ideas asentadas sobre su propio conocimiento y planes de trabajo muy específicos. Al final los roces con Musk fueron habituales porque no pensaban de la misma manera y parece que no tenían forma de ponerse de acuerdo.

Por eso Chris Lattner prefirió abandonar la empresa de mutuo acuerdo y cerrar un extraño capítulo de su vida que llegó después de estar más de 10 años en Apple. Pero al mismo tiempo se sabe que en Tesla hay trabajando otros genios de la industria que solo lo hacen porque Elon Musk les supervisa, porque se fían de todo lo que salga de su cabeza y porque creen realmente que están ante una persona que le dará una vuelta al mundo con sus muchas creaciones.

Foto: Unsplash

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...