Geisha Williams, la CEO latina que rompe moldes en Estados Unidos

Geisha Williams se ha convertido en la primer CEO latina que ha tenido una empresa del listado Fortune 500.

Trabajando

El mundo empresarial trata de ser cada vez más flexible y abierto con la intención de beneficiarse del mayor talento existente en el planeta. Se están viendo cambios importantes en todo tipo de empresas que apuntan hacia esa dirección de igualdad en la cual todo el mundo puede tener las mismas oportunidades. Y lo sucedido con Geisha Williams es un buen reflejo de ello.

Aunque su nombre quizá no te suene, hay que decir que Williams es una mujer que ha hecho historia por convertirse en la primera CEO latina de una empresa de categoría que se encuentra incluida en el listado Fortune 500. Logró este puesto en 2017 y desde entonces no se han dejado de depositar miradas sobre su trabajo debido al punto de inflexión que marca para el mundo corporativo. No solo porque sea mujer, un factor que ya pierde relevancia debido a que la mujer ya ocupa puestos de CEO de forma frecuente, sino porque se trata de una latina, lo cual nunca había ocurrido en Estados Unidos.

Williams, nacida en Cuba e inmigrante refugiada en el pasado, habla de cómo muchos años atrás no tenía ni de lejos aspiraciones como las que ha alcanzado a cumplir. Pero cuenta que cuando su mentor en la primera empresa energética en la que estuvo le preguntó que porqué no podría ser ella la persona que liderara la compañía en el futuro, le abrió los ojos a una nueva serie de posibilidades. “¿Por qué no?”.

Cuando su mentor le planteó esa pregunta se encontró con numerosos muros en su cabeza. Pensó que en ese momento las mujeres aún no lideraban compañías. Ni mucho menos lo hacían las mujeres latinas. Y tampoco lo hacían los inmigrantes. Todo ello le llevaba al pensamiento de que la idea que le estaba poniendo su mentor en la cabeza era cuanto menos ridícula. Pero el tiempo le ha demostrado que ella se equivocaba y que su mentor tenía muy buenas ideas en la cabeza.

En marzo del pasado año 2017 se convirtió en la CEO de PG&E, una empresa que tiene unos 20 mil trabajadores y que concentra su trabajo en la distribución de gas natural y electricidad en la región norteamericana de California. El capital de la compañía que está bajo su mando es de unos 30 mil millones de dólares y tienen la responsabilidad de dar servicio a unos 16 millones de clientes. Dicho de otra forma, se trata de una entidad que tiene una gran trascendencia y relevancia en el mercado estadounidense, cayendo en Williams toda la responsabilidad de su gestión. Es algo que ella nunca imaginó que ocurriría y que la ha terminado impulsando hacia una posición en la que seguramente hará más historia de la que nunca llegó a imaginar.

trabajo

En el pasado la vida de Williams estuvo marcada por las dificultades y el sacrificio, algo en lo que coincide con muchas otras personas que han llegado a Estados Unidos como inmigrantes. Ella llegó al país cuando solo tenía cinco años y ni siquiera tenía conocimientos para aprender inglés. Era 1967 y sus padres buscaban en Estados Unidos una oportunidad para vivir de otra forma a la cual no podían acceder en Cuba. Escaparon del país porque su padre era un prisionero político y había estado preso varios años, por lo que tenían que huir lo antes posible. Llegaron a Minnesota, una tierra que les recibió con los brazos abiertos en una época en la que todo era muy distinto.

Su padre pasó por la ardua tarea de levantar la familia y lo hizo demostrando una convicción incansable para salir adelante. Tenía dos trabajos, uno por el día y otro por la noche. Por el día trabajaba en una fábrica y por la noche estaba en un restaurante en el que solo podía realizar la simple tarea de lavar platos. Combinando ambos trabajos y durmiendo poco su padre llegó a proporcionar a su familia los ahorros suficientes como para que pudieran adquirir una tienda en Nueva Jersey. Era un comercio de diario, de los típicos en los que se puede comprar de todo. La gestión del negocio fue buena y permitió que la familia se expandiera con otra tienda en Florida. La familia estaba cumpliendo el sueño americano y garantizando, al mismo tiempo, que su hija podría ir a la universidad.

Williams lo hizo y se convirtió en la primera titulada de la familia. Durante un trabajo de verano descubrió su interés por el mundo de la energía porque al fin y al cabo, es lo que alimenta el modo de vida norteamericano, lo que da rienda suelta a los sueños y la cultura. Le gustaba que este mundo se basara mucho en el servicio al cliente y en la comunidad, así que decidió continuar adelante dentro de este mercado. En el año 2007 entró a formar parte de PG&E y el mentor con el que trabajó desde el principio fue lo que le abrió las puertas hacia el éxito.

Ahora la CEO habla de cómo la fuerza de la inmigración es parte de lo que hace que la energía llegue a Norte América y que la nación progrese. Compara la escasa diversidad que había en la época en la que ella comenzó a trabajar con la situación actual, en la que cada vez hay más oportunidades para todo tipo de personas. Habla de cómo los tiempos cambian y del valor que tiene la inmigración para el país aunque se estén tomando decisiones últimamente que no encajen con lo que sería lo ideal. Explica que ella cree que tiene que haber una forma de conseguir tener en el país un sistema que esté abierto a la inmigración y que al mismo tiempo pueda satisfacer las metas que se marcan en términos de seguridad nacional.

ejecutiva

Si algo demuestra Williams con su trabajo y esfuerzo es que el mundo cambia y que Estados Unidos tiene unas bases muy asentadas sobre la inmigración, algo que también han demostrado a lo largo de las décadas otros muchos ejecutivos. Las palabras de la CEO quieren ayudar a que se disipen dudas, que se puedan relajar las medidas que está imponiendo el presidente Donald Trump y el aislamiento que se perfila en el futuro para la nación. De existir estos límites, controles e imposiciones, quizá en el futuro de las empresas norteamericanas no haya otras CEOs latinas como ella dirigiendo todo tipo de negocios de una manera eficiente. Eso es algo que quizá no se está planteando con tanta fuerza como debería.

Mientras tanto las empresas del listado Fortune 500 ya piensan en que si una de sus “hermanas” ha tomado una decisión como la de poner a una CEO latina al frente de la compañía, quizá ellas también puedan explorar este tipo de posibilidades. Al fin y al cabo, se trata de darle a quien lo merece el mejor puesto de la empresa de la que forma parte. Es posible que haya otras personas de valor que estén esperando su oportunidad para llevar sus negocios hacia el máximo éxito y que de momento no hayan recibido el empujón que necesitan a la hora de hacerlo. El mundo va abriéndose a nuevas posibilidades y personas como Geisha Williams tienen una gran responsabilidad en lo que está ocurriendo.

Vía: CNN

Foto: freephotoccjaneb13kaboompics

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...